04) Trayectos breves y peligrosos

Aprendimos en la halajá 2 que los sabios dictaminaron pronunciar «Tefilat HaDerej» por los peligros que acechan en el camino, y vimos que el Talmud Babilonio (Tratado de Berajot 30(A)) explica, que si el camino es menos extenso que una «parsá», no resulta de riesgo, por lo que no se ha de recitar la plegaria. Es decir, se recita «Tefilat HaDerej» por un camino que se prolonga por unos cuatro kilómetros (3.648). Empero, esto se contradice con lo establecido en el Talmud Jerosolimitano (Berajot 4:4), donde se considera que todos los caminos conllevan algún riesgo, por lo que se recita Tefilat HaDerej por un tramo inferior a una «parsá». La solución que se encontró a esta discrepancia es que, en un camino habitual donde se recorre una distancia inferior a una «parsá» – no encierra peligro, por lo que no es necesario recitar la plegaria; empero el Talmud Jerosolimitano se refiere a un camino mucho más peligroso, y aunque se recorra una distancia inferior a una «parsá» – se debe recitar la plegaria (Talmidei Rabenu Ioná Berajot 20:2, Turei Zahav 110:6). Así se dictaminó entonces la halajá final: si el camino es considerado de riesgo, aunque se transite por este menos de una «parsá» – se debe recitar «Tefilat HaDerej» (Mishná Berurá 110:30).

Por todo esto, en tiempos en los cuales determinadas rutas son consideradas peligrosas a causa de los ataques y atentados árabes con piedras, botellas incendiarias y a veces hasta efectuando disparos a los vehículos que por estas transitan – se impone recitar «Tfilat HaDerej» aunque se viaje menos de una «parsá». Quiera D´s que pronto desparezcan todos nuestros enemigos y aquellos que nos aborrecen, y el pueblo de Israel viva en paz y seguridad en toda la extensión de su territorio.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora