05) ¿Es necesario recitar «Tefilat HaDerej» junto a otra bendición?

Hay quienes cuestionaron por qué la redacción de «Tefilat HaDerej» no comienza con la expresión «Baruj» («Bendito»). De hecho hay una regla general que indica que toda bendición que no se recita contigua a otra, esto es, que se recita de manera aislada y no como parte de una secuencia, debe iniciarse con las palabras «Baruj Atá HaShem» («Bendito eres Tú HaShem»), pero si es contigua a otra no precisa hacerlo, tal como la segunda y tercera bendiciones del «Birkat HaMazón no lo hacen (Talmud Babilonio Tratado de Berajot 46(A)). Entonces, ¿por qué «Tefilat HaDerej» que se recita de manera aislada no comienza con la palabra «Baruj»?

En virtud de esta cuestión, hay quienes en aras de cumplir el precepto con mayor grado de excelencia, recitan «Tefilat HaDerej» junto a otra bendición (Maharam de Rotenburg). A priori, es correcto tomar en cuenta esta opinión y en caso de que se tenga la oportunidad de recitar otra bendición al iniciar el viaje, se prefiere adjuntar a esta el recitado de «Tefilat HaDerej». Por ejemplo, quien come una manzana y posterior a la ingestión debe recitar la bendición de «Boré Nefashot», tras hacerlo que diga «Tefilat HaDerej» (Shulján Aruj 110:6, Shelá al Tratado de Julín Ner Mitzvá 71, Maguén Abraham y Mishná Berurá 110:28).

Empero, si no tuvo la oportunidad de recitar otra bendición – que recite «Tefilat HaDerej» aisladamente, ya que según la opinión de muchos juristas no se trata de una bendición común sino de una plegaria y por ende no rigen sobre esta las reglas generales de las bendiciones. Por esta razón no comienza con las palabras «Baruj Atá», no requiere estar contigua a otra bendición, ni se menciona en esta que D´s es el Rey del universo («Maljut HaShem») tal como debe hacerse en una bendición común (Tosafot Pesajim 104(B), Mishná Berurá 110:28).

Hay otros juristas que entienden que «Tefilat HaDerej» es en realidad la bendición de «Shomea Tefilá» del rezo de la Amidá, puesto que cuando concluye decimos «Baruj Atá HaShem Shomea Tefilá» («que escucha la plegaria»), y además no comienza con el vocablo «Baruj» puesto que su ubicación original es en la Amidá, donde es recitada en secuencia y por esta razón, aunque se recite aisladamente, los sabios no modificaron su redacción. Además, no es necesario recordar en esta que HaShem es el Rey del universo, porque una bendición recitada en secuencia junto a otras («Brajá hasmujá lejavertá»), se apoya en lo expresado en la primera bendición de la Amidá (donde sí dice que «D´s es el Rey del universo»), y por ende, ya no es necesario volver a hacerlo en «Shomea Tefilá» (Talmidei Rabenu Ioná a Berajot 1:1).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos