06- Los Jatanei Torá o ‘Novios de la Torá’

En esta celebración tenemos cuatro aliot especialmente importantes, y la más importante de todas es aquella en la cual se termina la lectura de la Torá, y quien sube es denominado ‘Jatán Torá’, el ‘Novio de la Torá’.

También la aliá previa resulta importante, porque quien asciende bendice junto a todos los niños y ésta recibe el nombre de ‘aliat kol hane’arim’ o ‘la aliá de todos los jovencitos’.

Inmediatamente después de concluir la lectura de la Torá se trae otro rollo y se hace subir a otra persona más para que lea la porción de Bereshit o Génesis. Es un gran privilegio ser honrado con esta aliá, y quien sube es denominado ‘Jatán Bereshit’ o ‘Novio de Bereshit’. Esta aliá expresa nuestro apego a la Torá, pues, aunque ya terminamos de leerla no nos separamos de ella ni un momento, sino que de inmediato volvemos a iniciar su lectura (Mishná Berurá 668:10).

Una vez que subió el Jatán Bereshit, se trae un tercer rollo y con él se hace subir al Maftir, que es quien habrá de leer la Haftará, y se leen los sacrificios que se ofrendan en el Templo que aparecen en la porción de Pinjás (Shulján Aruj 668:2).

A modo de Haftará se suele leer el inicio del libro de Yehoshúa o Josué, ya que todo el propósito de la Torá es su observancia en la tierra de Israel y por ello, tras la conclusión de su lectura, es apropiado comenzar la lectura del libro que le sigue, ya que ello “destaca el valor de la tierra de Israel” (ver Tratado de Nedarim 22(B)). Otro motivo para leer este pasaje es que en él aparecen versículos que realzan el valor de la Torá: “Empero sé muy fuerte y valiente, para cuidar y cumplir toda la Torá que te ha prescripto Moshé, Mi servidor; no te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda; para que prosperes por doquier hayas de ir. Que no se aparte este rollo de la Torá de tu boca; habrás de meditar en él día y noche” (Yehoshúa-Josué 1:7-8). Además, es correcto que ni bien se termine de estudiar Torá se comience con el estudio de la sección de los Profetas.

En muchos sitios se acostumbra a vender estas cuatro aliot de importancia a quienes más donen para la sinagoga y para los estudiosos de la Torá. En otros, se acostumbra a honrar con estas aliot a los estudiosos de la Torá o a los líderes comunitarios.  En caso de que ello pudiera provocar pleitos, ya que resulta difícil establecer quién es digno de ser honrado y quién no, es preferible ‘vender’ las aliot a quien esté dispuesto a donar por ellas la suma mayor. Es bueno que quien las adquiera sea también un estudioso de la Torá o una de las personas prominentes de la comunidad (Kneset HaGuedolá, Bejorí Ya’akov 669:3). Y hay sitios en los cuales las personas pudientes compran las aliot y honran con ellas a los estudiosos, para que sean éstos los que suban, y ello les reporta un gran mérito ya que hacen un aporte de importancia y ensalzan a la Torá.

Hay quienes acostumbran que de entre las personas que suben a la Torá en Simjat Torá, quienes puedan aportar, acepten hacerlo a los efectos de apoyar materialmente el estudio de la Torá y al mantenimiento de la sinagoga (Mishná Berurá 669:7).

Quien ya subió a la Torá junto a la totalidad del público y luego es honrado con una aliá especial, sea esta la de Jatán Torá, Kol HaNea’arim, Jatán Bereshit o Maftir (para leer la Haftará) puede volver a subir y no se teme que incurra en una bendición en vano (berajá lebatalá). Pero quien subió para Jatán Torá, que acto seguido no lo haga para Jatán Bereshit, ya que proceder así implica un cierto desprecio por el primer rollo, puesto que parece como si hubiese tenido que subir de nuevo al segundo rollo porque el primero no era apto para la lectura (Eliahu Rabá, Prí Megadim, Bejorí Ya’akov 669:4).

Los ashkenazíes acostumbran a hacer subir a la Torá a tres personas para leer la porción de Zot HaBerajá en la noche de Simjat Torá tras las hakafot, y bendicen por su lectura (Mishná Berurá 669:15).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora