04- La bendición del encendido.

https://ph.yhb.org.il/es/01-04-04/

Hay dos costumbres distintas en cuanto al encendido de las velas. Hay quienes acostumbran a recitar la bendición antes de encenderlas tal como lo indica la halajá en todos los preceptos, esto es, recitar la bendición con anterioridad al cumplimiento del precepto. Por lo tanto según esta costumbre primero se bendice: “Baruj Atá Hashem Elokeinu Melej Haolam Asher Kidshanu Bemitzvotav ve Tzivanu Lehadlik ner shel Shabat” y luego se procede a encender las velas. Así se decidió en el Shulján Aruj y así acostumbran a hacer algunas mujeres de origen sefaradí (Shulján Aruj Oraj Jaím 263:5, Iabía Omer 2:16).

Hay también quienes acostumbran a recitar la bendición después del encendido, pues de acuerdo con la opinión de algunos juristas, al mencionar el Shabat en la bendición la mujer que enciende está recibiendo el Shabat y por lo tanto ya no puede encender fuego (Baal Halajot  Guedolot). De acuerdo a la opinión de la mayoría  de los juristas, si la mujer para sus adentros piensa que al recitar la bendición no está recibiendo el Shabat, puede encender después del recitado. Sin embargo, la mayoría de las mujeres se negó a proceder de esta manera, por lo que se expandió la costumbre en la mayoría de las comunidades judías que las mujeres primero encienden y luego bendicen, y al recitar la bendición reciben el Shabat. Muchos juristas de las últimas generaciones confirmaron esta costumbre como válida y apropiada. A los efectos de que la bendición se considere anterior al encendido, las mujeres suelen cubrirse los ojos al recitarla y los descubren solamente al concluirla para disfrutar de la luz que irradian las velas. Así acostumbran a encender las mujeres ashkenazíes (Ramá 263:5) y algunas de las sefaradíes, tal como decretaron el Rabino Jaim Yosef David Azulay (Majazik Berajá 263:4) y el Ben Ish Jai (Halajot Segundo Año, Noaj 58:8). Así acostumbraron a encender las mujeres en Marruecos, Babilonia y otros países. De hecho, es bueno que cada mujer encienda de acuerdo con la tradición familiar que le inculcó su madre.

Cuando un hombre enciende velas de Shabat, como en el caso de un soltero o un viudo, deberá recitar la bendición con anterioridad al encendido, pues los hombres acostumbran a recibir el Shabat verbalmente tras el servicio de Minjá de viernes en el Kabalat Shabat (Shmirat Shabat Kehiljatá 43:30).

Esta entrada fue publicada en 04. El encendido de las velas de Shabat.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *