04 – Escritura no permanente, juegos de letras y rompecabezas.

https://ph.yhb.org.il/es/01-18-04/

Tal como aprendimos, las acciones de escribir de modo no permanente así como también la de borrar sin la intención de reescribir – están prohibidas  rabínicamente. Por lo tanto, está prohibido escribir y borrar letras sobre vidrios empañados. De la misma manera, está prohibido escribir o borrar letras sobre arena (Mishná Berurá 340:20-21).

Está prohibido marcar con la uña una señal en una hoja a los efectos de recordar que hay allí algo novedoso o para reparar, ya que la marca perdura, y  por lo tanto está prohibido rabínicamente (ídem 340:25, Kaf HaJaím 51). Empero, se permite doblar el vértice de la hoja pues no se tiene la intención de dejar una marca permanente en el papel por ser el doblez mismo la señal.

Hay juristas que flexibilizan la norma en el caso de un enfermo al que le permiten emplear una cinta adhesiva que mide la temperatura corporal, ya que no implica escribir pues las letras ya se encontraban impresas en la cinta y aparecen momentáneamente en virtud del calor para luego desaparecer (Iejavé Da´at 4:29). Hay quienes lo prohíben por considerarlo escritura momentánea (Shmirat Shabat Kehiljatá 40:2). Dado que se trata de una norma de origen rabínico, se puede aplicar el criterio más flexible en caso de necesidad (Tzitz Eliezer 14:30, adelante 28:11).

De la misma manera, a priori, no se  debe realizar una revisación médica que provoca coloración, y en caso de necesidad se puede aplicar el criterio más flexible (adelante 28:11).

Se permite colocar cubos de colores uno junto a otro y formar con ellos una letra; asimismo se permite darle a un hilo la forma de una letra pues tanto los primeros como el último ya existían previamente, y lo único que se hizo fue ordenarlos bajo la forma de una letra. Se permite también colocar un naipe contiguo a otro de modo tal que juntos forman una letra, palabra o significado, pues todo estaba ya escrito y lo que se hizo fue acercar uno a otro.

Todo esto aplica cuando las partes no se ensamblan una con otra o con una pizarra, empero si lo hacen, la mayoría de los juristas contemporáneos lo consideran labor prohibida rabínicamente. Por lo tanto, estos consideran que está prohibido clavar partes de letras en una pizarra y formar así letras completas por tratarse de la prohibición de «escribir». Asimismo está prohibido armar un rompecabezas, pues trazar formas que poseen significado se incluye en la prohibición de «escribir». Hay juristas que lo permiten por cuanto que esta acción no implica ninguna escritura, pues todo ya estaba previamente escrito y lo único que se hace es colocar las piezas del rompecabezas una junto a la otra. Sin embargo, esta opinión tampoco autoriza armar las piezas a los efectos de que posteriormente la figura permanezca de modo definitivo.

En la práctica, quienes quieran aplicar con los niños una actitud más flexible podrán hacerlo, empero en el caso de adultos corresponde ser más estrictos por ser esta la opinión mayoritaria de los juristas. En términos generales, es necesario comprender que el tiempo sabático debe ser empleado para estudiar Torá,  por lo que hay quienes consideran que en Shabat todos los juegos están prohibidos para los adultos (adelante 22:13, 24:7).

Se permite usar un candado de números ya que el girarlos no implica escribir pues estos ya estaban previamente escritos y sólo cambian su ubicación momentáneamente para formar una cifra determinada y que el dispositivo se abra (Tzitz Eliezer 13:44).

Esta entrada fue publicada en 18. Escribir ("Kotev"), borrar ("Mojek") y pintar o colorear ("Tzovea").. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *