02 – Los límites de la prohibición y los permisos para casos en los que peligra la vida.

https://ph.yhb.org.il/es/01-18-02/

Es sumamente importante definir exactamente los límites de cada labor, qué está prohibido por la Torá y qué fue prohibido rabínicamente, teniendo todo esto  implicancias de índole práctica. Por ejemplo, cuando es necesario escribir en el hospital o en el ejército con el propósito de salvar vidas, a priori, se debe restringir la prohibición y realizarla de un modo tal que implique únicamente una trasgresión a una prohibición rabínica. Primeramente aclararemos aquello que está prohibido por la Torá y aquello que lo está por decisión rabínica, para luego detallar cómo se ha de escribir en caso de que sea necesario para salvar una vida.

La escritura prohibida por la Torá es aquella que se realiza de modo habitual con la mano derecha, empero, quien escribe de un modo diferente al habitual con la mano izquierda – trasgrede una prohibición rabínica. Quien acostumbra escribir con ambas manos tendrá prohibido, por la Torá, hacerlo con cualquiera de las dos (Talmud Babilonio Tratado de Shabat 103(A)).

Quien escribe sosteniendo el lapicero de un modo diferente al habitual, por ejemplo, con la boca, el pie o el reverso de su mano, trasgrede una prohibición rabínica (Rambám 11:14).

La escritura prohibida por la Torá es aquella que perdura por un lapso importante de tiempo, por lo tanto, quien escribe con lápiz o lapicero sobre papel – trasgrede una prohibición de la Torá, mas quien escribe con jugo de fruta cuyo color se destiñe rápidamente o quien escribe con un lapicero sobre la hoja de un árbol que está en vías de secarse y desintegrarse – trasgrede una prohibición rabínica.

En la opinión de la mayoría o casi la totalidad de los juristas, la prohibición de escribir originada en la Torá aplica a todos los idiomas (Rambám 11:10, Beur Halajá 306:11). En opinión de algunos juristas trasgrede la prohibición de la Torá solamente quien escribe con letras aptas para un Sefer Torá, mas quien escribe con otro tipo de letras, esto es, en un idioma extranjero o en hebreo cursivo (manuscrito) – trasgrede únicamente una prohibición rabínica (Or Zarúa).

Quien precisa escribir a los efectos de salvar una vida, si no se teme que demorar un poco implique riesgo, se habrá de limitar la trasgresión escribiendo con la mano izquierda. En el caso de un ambidiestro acostumbrado a escribir con ambas manos, que apoye el lapicero en el reverso de su mano o entre los dedos meñique y anular. A priori, es necesario conseguir un “lapicero de Shabat”, esto es, uno cuya escritura se desvanece en cuestión de días, por lo que sólo está prohibido rabínicamente. A la hora de escribir en computadora, de ser posible, es correcto escribir de un modo diferente al habitual, como por ejemplo, con el reverso del dedo, mediante una cucharita o similares, y además, es preferible hacerlo con escritura cursiva.

En resumen, cuando es necesario escribir a los efectos de salvar una vida es  preferible hacerlo con un “lapicero de Shabat” que en opinión de todos los juristas sólo está prohibido rabínicamente y en caso de ser posible es correcto escribir de un modo diferente al habitual. En caso de que no sea posible escribir con un “lapicero de Shabat”, se puede escribir en el computador o con un lapicero normal empero se debe intentar hacerlo de un modo diferente al habitual y en letra manuscrita.

Esta entrada fue publicada en 18. Escribir ("Kotev"), borrar ("Mojek") y pintar o colorear ("Tzovea").. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *