07 –  Juegos recreativos permitidos y prohibidos en Shabat.

https://ph.yhb.org.il/es/01-24-07/

Es preceptivo educar a los niños a fin que aumenten su estudio de Torá en Shabat y no se habitúen a malgastar el precioso tiempo sabático en actividades comunes. Cuanto más se acercan los niños a la edad de cumplimiento de los preceptos más se los debe estimular a que se dediquen a la Torá y reduzcan el tiempo de juegos. Es bueno que los padres enseñen a sus hijos y cumplan  de ese modo con el precepto (Devarim 11:19): “y las enseñareis a vuestros hijos hablando acerca de ellas”. Es bueno que cada comunidad establezca clases para los niños en Shabat. Sin embargo, los niños tienen permitido jugar, por lo tanto, todas las reglas que desarrollaremos a continuación aplican para quienes aún no llegaron a la edad de cumplimiento de preceptos. Empero, las normas para los adultos son diferentes, primeramente porque corresponde, a priori, que actúen conforme a aquellos juristas que consideran que todos los juegos están prohibidos para mayores de edad en Shabat (arriba 22:13). En segundo término, también en opinión de aquellos que permiten a los adultos jugar, hay juegos que despiertan controversia, y si bien con los niños que deben cuidar Shabat sólo como parte de su educación en los preceptos se adopta una actitud más flexible; en el caso de los mayores que deben hacerlo como mandato de la Torá se adopta una actitud más estricta. A continuación expondremos las reglas que recaen sobre los niños, y cuando los mayores deben optar por una conducta más estricta, incluyendo los casos en que hay opiniones,  que les permiten jugar en Shabat, lo mencionaremos explícitamente:

Se permite jugar ajedrez, damas y distintos juegos de memoria. Asimismo, se permite jugar con dados o perinola. Empero, si se trata de un juego en el cual el vencedor obtiene un beneficio concreto bajo la forma de dinero o alimentos, está prohibido jugarlo. Asimismo, está prohibido jugar a juegos en los que se acostumbra a escribir (Shulján Aruj 338:5, 322:6, Jaiéi Adam 38:11).

Hay juristas que consideran que es bueno abstenerse de jugar “Monopolio” o “Banquero” y demás juegos que implican ganancias económicas imaginarias, mas si los niños quieren jugarlo pueden hacerlo (Shmirat Shabat Kehiljatá 16:33). Sin embargo, es correcto ser más estricto con los adultos.

Todo juego que implica escribir, adherir, rasgar o trenzar está prohibido en Shabat. Sin embargo, los niños tienen permitido armar rompecabezas o formar palabras uniendo letras entre sí o sobre un tablero. Si bien corresponde que los adultos sean más estrictos en esto, los pequeños pueden respaldarse en las opiniones flexibles que consideran que esto no implica trasgredir la prohibición de “escribir”, pues todas las letras y formas ya estaban listas y solamente se las acerca unas a otras de modo temporario (arriba 18:4).

Está prohibido construir aviones o barcos piezas de plástico, lo cual requiere de gran exactitud y están destinados a durar largo tiempo.

Se permite a los niños jugar con piezas de “lego”, armar y desarmar con estas diferentes formas, pero en el caso de los adultos corresponde ser más estricto. Asimismo, se permite a los niños hacer diferentes figuras de papel tales como aviones y barcos, empero el plegado profesional de papel (“origami”) está prohibido (ver arriba15:7).

Los sabios prohibieron hacer una tienda temporaria en Shabat, pero si se cambia el orden, se permite. Por lo tanto, los niños tienen prohibido extender sábanas sobre sillas para así formar una especie de tienda para agruparse bajo esta. Empero, si se extiende primeramente la manta en el aire y luego se entran las sillas que la habrán de sostener, se puede. Con el mismo principio de base, está prohibido construir con piezas de “lego” una casa o un estacionamiento que tiene un espacio interior de un palmo por un palmo, empero si primeramente se sostiene el techo y luego se le unen las paredes por debajo, se permite (arriba 15:5).

Se permite hacer cadenitas no permanentes en el marco de un juego empero se deberá tener cuidado de no anudar el hilo al final sino hacerle una especie de moña (Shmirat Shabat Kehiljatá 16:22).

Está prohibido separar dos tipos de juego cuyos cubos o cartas se mezclaron pues implica realizar la labor de “seleccionar” (“Borer”). Sin embargo, si se quiere jugar con uno de los dos, se pueden retirar del montón las cartas de uno de ellos, ya que en ese caso la selección no se realiza de un modo que implique la  labor prohibida sino en el marco de un juego, al inicio del cual se toman los cubos o naipes necesarios (arriba 11:16).

Está prohibido hacer formas con plastilina por tratarse de la acción  de “esparcir” (Shulján Aruj 314:11), y si se decide darle una forma significativa implica también trasgredir la prohibición de escribir (Jaiéi Adam Iom Tov 92:3). La plastilina y semejantes son “Muktzé”.

Esta entrada fue publicada en 24. Leyes referentes a los niños pequeños ("Dinei katán"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *