04 – La prohibición de que un niño encienda o apague la luz.

https://ph.yhb.org.il/es/01-24-04/

Si un niño ve que se apagó la luz en su casa y entiende que sus padres verán con buenos ojos que la vuelva a encender, estos deberán advertirle que no lo haga. Ya vimos que es deber de los padres educar a los niños pequeños en el cumplimiento de los preceptos, lo cual incluye evitar que realicen trasgresiones. Aunque un niño no haya llegado a la edad de tres años, en la que se comienza a enseñarle a apartarse de las trasgresiones, dado que se trata de Shabat – la norma es más estricta. Mientras el tierno infante entienda que la acción en cuestión es beneficiosa para sus padres, resulta que la hace para ellos, lo cual se debe evitar, tal como está escrito (Shemot 20:10): «…y ese día no harás labor alguna ni tú, ni tu hijo ni tu hija…». Por lo tanto, se nos ordenó no realizar labores mediante los niños pequeños. Y en caso de que se haya apagado la luz en la casa de los vecinos y el niño va a la suya para encenderla, es su deber advertirle que no haga una labor para ellos.

Asimismo, si estalla un incendio en Shabat y un niño pequeño viene a extinguirlo, se trate de la casa de sus padres o la de otros, se debe evitar que lo haga, pues entiende que los adultos tienen interés en que el fuego sea apagado por lo que si lo hace será para ellos,  y entonces  es su deber advertirle que se abstenga de hacerlo (Talmud Babilonio Tratado de Shabat121(A), Shulján Aruj 334:25, Mishná Berurá 66). De esto se deduce que está prohibido decirle expresamente a un niño que encienda la luz o apague un incendio, pues ya vimos que un adulto tiene prohibido hacer trasgredir a un pequeño (Talmud Babilonio Tratado de Ievamot 114(A)).

Es obvio que si un niño pequeño apaga la luz en Shabat por error no se lo debe rezongar pues entonces él entiende que debe reparar su equivocación y procederá a encenderla. Y si espontáneamente, por iniciativa propia quiere  volverla a encender para sus padres, se le debe de advertir que no lo haga.

Si un niño pequeño realizó una labor prohibida en Shabat por equivocación, por ejemplo encender la luz, si lo hizo para un adulto no se puede disfrutar de ella y si lo hizo para sí, se puede (Beur Halajá 325:10  .( ‘אינו יהודי’ .

Esta entrada fue publicada en 24. Leyes referentes a los niños pequeños ("Dinei katán"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *