07 – El “Eruv” en un sitio donde habitan personas que no observan el Shabat.

https://ph.yhb.org.il/es/01-29-07/

El “Eruv”, o sea, el alimento de dos comidas del que participan todos los habitantes de una localidad, unifica o fusiona a las personas, y mediante ello toda el área cercada es considerada dominio privado y se puede transportar dentro de él. Lo antedicho aplica a condición de que todos los habitantes de la localidad, sin excepción, participen del “Eruv”. Sin embargo, si uno de ellos no está  interesado en participar del mismo ya no se considera al área como un solo dominio y el “Eruv” carece de validez.

Por lo tanto, existe una problemática en las ciudades donde residen personas que no observan Shabat, ya que al no estar interesados en el “Eruv” resulta que ni ellos ni sus casas están incluidos en la sociedad – por lo que allí este queda sin efecto. Lo mismo aplica cuando en la ciudad reside un gentil cuya casa no está incluida en el “Eruv” (Shulján Aruj 385:3, 382:1).

La solución a esto es que quien no observa Shabat o el gentil arrienden sus casas a un judío observante por el sábado en el cual se instalará el “Eruv” para que de esa forma la casa quede incluida en este. El problema de esta solución es que es casi impracticable en localidades grandes y mucho menos aún en ciudades. Por lo tanto, se acostumbra a emplear otra táctica – se alquilan todas las casas de la localidad de manos del alcalde o gobernante regional que tiene permiso de ingresar a cada una de estas (Shulján Aruj 391:1).

Hay juristas que consideran que esta solución ya no es relevante hoy en día pues en los países democráticos el gobernante de la ciudad no tiene permiso de ingresar a una casa particular de no mediar una orden judicial. Sin embargo, se acostumbra a flexibilizar en este asunto ya que en tiempos  de guerra, el oficial principal de la ciudad y el comandante de la retaguardia pueden ordenar a los soldados que usufructúen las casas que deseen o encuentren conveniente. Por lo tanto, tienen una cierta participación o propiedad sobre los inmuebles y previo al Shabat se puede arrendar de ellos su parte a los efectos de establecer el “Eruv”.

Esta entrada fue publicada en 29. Eruvín. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *