04. El cántico del día.

https://ph.yhb.org.il/es/02-23-04/

Dado que el servicio de Shajarit fue establecido como sustituto de la ofrenda diaria permanente de la mañana y tras ésta los levitas acostumbraban a cantar el salmo del día, acostumbramos a recitarlo tras concluir el rezo  (Tratado de Sofrim 18:1). Sin embargo, en un principio no se estableció este cántico como obligatorio y hubo quienes no acostumbraban a recitarlo. Empero al final del tiempo de los Rishonim (sabios medievales) ya todos acostumbraban a recitarlo.

Previo al cántico se menciona el día correspondiente de la semana, «Haiom Iom Rishón Beshabat» etc, a los efectos de cumplir con el precepto de recordar el sábado todos los días de la semana (según Rambán a Shemot 20:8 y el Arí z´´l tal como es mencionado en Kaf HaJaím 132:26).

En la versión «Sefarad» se agrega antes del cántico del día «Tefilá LeDavid (Salmo 86), una serie de versículos que comienzan con «Beit Yaakov» y «Mizmor Shir Hamaalot LeDavid» (salmo 124). En días alegres, en los cuales no se recita «Lamenatzeaj Mizmor LeDavid, Iaanjá Beiom Tzará» que viene inmediatamente después de «Ashrei» también se omite «Tefilá LeDavid» ya que en este se dice «en el día de mi desdicha te clamaré» (Piskei Teshuvá 132:11). Asimismo, en los libros de rezo de la versión Sefarad- jasídica estos capítulos de los salmos son impresos, empero muchos acostumbran a saltearlos y recitan directamente el cántico del día al igual que la usanza ashkenazí.

Existe otra diferencia entre las versiones. Según la usanza ashkenazí se recita primero «Aleinu Leshabeaj«, luego «el cántico del día» y al final «la quema del incienso». En la versión Sefarad se recita primero «el cántico del día», luego «la quema del incienso» y al final «Aleinu Leshabeaj» (Las halajot en este libro están ordenadas según el orden de aparición de los pasajes de la versión Sefarad).

En el caso de quien acostumbra rezar según una de las usanzas y el oficiante lo hace conforme a otra, hay juristas que recomiendan orar según la versión del oficiante y otros opinan que es mejor que ore silenciosamente de acuerdo a la usanza de sus ancestros. En todo caso no habrá de sentarse cuando todos están de pie en «Aleinu Leshabeaj» para no poner énfasis o resaltar la diferencia de versiones (ver arriba 6:5).

Esta entrada fue publicada en 23. La finalización del servicio de Shajarit y las leyes del Kadish.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *