04. Las especies incluidas en la prohibición

https://ph.yhb.org.il/es/04-09-04/

Las especies conocidas incluidas en esta costumbre son: arroz, alfalfa, arvejas, mijo, garbanzos, alholva (“jilbe”), girasol (semillas o pepitas negras), mostaza, trigo sarraceno o alforfón, comino, yero, lubia, soja, lentejas, amapola, habas, altramuz amarillo (lupines), lino, alcaravea, cáñamo, arvejas, sésamo, trébol y tamarindo hindú. Productos elaborados a partir de estas legumbres están incluidos en la costumbre de abstenerse de su ingestión como en el caso de los “cornflakes”, la harina de maíz y las galletas de arroz.

El azafrán (que en el pasado se lo denominaba “carcúm”) está permitido, y en caso de que se tema que en este pueda haber harina mezclada – se prohíbe.

La mostaza y el lino no son legumbres, empero se acostumbra a prohibirlos porque crecen en vainas (“sharvit”) como las legumbres.

El eneldo (“shamir”) y el cilantro no son legumbres, pero es necesario revisarlos muy bien pues a veces tienen mezclados granos de trigo.

Respecto de los maníes (cacahuates) las costumbres están divididas. En Jerusalém y muchos otros sitios se abstienen de ingerirlos (Mikraei Kodesh 2:60), mas en Lituania se comían. Quien no sabe qué costumbre detentaba su familia puede comerlos (Igrot Moshé Oraj Jaím 3:63).

La fécula (harina de papa) está permitida en Pesaj, y no cabe argüir que de acuerdo a la costumbre de prohibir las legumbres se debe vedar todo aquello de lo cual se puede extraer harina, pues esta tradición incluye únicamente los productos que los eruditos de Ashkenaz incluyeron en la lista de alimentos prohibidos, y como en ese entonces no habían llegado aún las papas al continente europeo no pende sobre estas prohibición alguna (Igrot Moshé Oraj Jaím 3:63).

Respecto del quinua o quinoa hay juristas que son más estrictos pues en su aspecto se parece a las legumbres, y hay quienes adoptan una actitud más flexible por cuanto que no está incluida en la lista original de alimentos prohibidos pues se comenzó a consumir solamente en la última generación. Además, sus diminutos granos son mucho más pequeños que los de cereal por lo que son fácilmente distinguibles. En la práctica, la opinión central o mayoritaria es la flexible a condición de que sea bien revisada y quien decida ser más estricto verá en ello bendición.

Esta entrada fue publicada en 09. La costumbre de abstenerse de comer legumbres ("kitniot"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *