09. Rezar a la hora de «Vatikín» solo o más tarde pero con quórum (Minián).

Los sabios de las últimas generaciones debatieron respecto de qué es más excelente: rezar solo a la hora de «Vatikín» o con Minián más tarde. Hay quienes opinan que como los sabios alabaron a quienes rezan a la hora de  «Vatikín» afirmando que quien lo hace está a salvo de todo contratiempo durante todo el día, es mejor rezar a esa hora aunque sea en soledad. Otros opinan que es mejor rezar con la congregación, pues la plegaria pública, con certeza, es atendida. Además, existen dudas respecto de cuándo es la hora exacta de «Vatikín» (tal como lo vimos en la halajá 6) y por lo tanto no corresponde que una «duda de «Vatikín» desplace al precepto de rezar con Minián. La costumbre extendida es indicar a las personas que recen con la congregación. Empero en el caso de quien está acostumbrado a rezar «Vatikín» con Minián y una mañana carece de éste, podrá rezar ese día a la hora de siempre en soledad para no alterar su costumbre.

En el caso de la persona que puede optar entre rezar con Minián antes de la salida del sol que es el horario de rezo a posteriori o rezar en soledad más tarde a la hora de Vatikín, muchos juristas son de la opinión de que es mejor rezar solo a la hora de Vatikín y otros consideran que es mejor rezar con la congregación antes de la salida del sol, siempre y cuando comience las bendiciones del recitado del Shemá después de la hora en que ya se puede «reconocer». En un caso así es oportuno consultar a una autoridad halájica. Esto obedece a que si en virtud de un puñado de feligreses que deciden rezar Vatikín sin Minián se ha de suspender el servicio público, es mejor que la congregación ore junta antes que salga el sol.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos