02. ¿Es posible preservar una mezcla que contiene algo de jametz?

Tal como ya aprendimos, sobre el jametz rige una normativa muy estricta y por lo tanto si algo de jametz cae en otro alimento todo este resulta prohibido para su ingestión y no se podrá obtener beneficio del mismo. Sin embargo, según la opinión mayoritaria de los juristas, si en la mezcla el alimento permitido es por lo menos sesenta veces mayor que el jametz se puede rescatar el valor económico de esta por medio de su venta a un gentil. Por ejemplo, si cayó un kilo de jametz en mil kilos de otro producto, se deberá tirar un kilo de la mezcla a los efectos de no obtener beneficio del jametz adicionado y el resto se podrá vender a un gentil. Esto se debe a que la prohibición de obtener beneficio de la mezcla se refiere a disfrutar también del jametz agregado, empero, si retira de la mezcla una cantidad equivalente a la adición del leudo se puede vender el resto a un gentil. Si cae un grano de trigo jametz en un gran guisado, todo este queda vedado para su consumo, y mientras permanezca en el dominio de un judío se incurre también en la prohibición de obtener beneficio, pero está permitido vendérselo a un gentil. Dado que el grano de trigo en cuestión no provocó ningún aumento en el precio final del producto no es necesario retirar nada de la mezcla como contraparte (Shulján Aruj 467:10).

Sin embargo, la opinión de Ramá (467:1) es más estricta en concomitancia con la de algunos juristas medievales (Rishonim) que entienden que por cuanto que está prohibido obtener beneficio de la mezcla resultante – está prohibido también vendérsela a un gentil y debe ser incinerada, siendo esta la práctica aceptada entre los judíos ashkenazíes. Empero, en caso de que se produzca una pérdida económica cuantiosa, la costumbre ashkenazí permite respaldarse en las opiniones que autorizan vender la mezcla a un gentil (Mishná Berurá 447:3).

Esta entrada fue publicada en 07. Mezclas que contienen jametz. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *