05. Leche ordeñada de un animal que come jametz

Una pregunta que ocupó a las grandes autoridades rabínicas de las últimas generaciones es qué hacer con la leche que fue ordeñada de una vaca que comió jametz. Es claro que la leche en sí no contiene mezcla alguna de jametz ya que el que fue comido por la vaca fue digerido y cambió por completo de forma al punto de que ya no se lo considera como tal. Empero, la vaca pudo generar leche gracias a la energía que le proporcionó el alimento jametz y dado que está prohibido obtener beneficio de este, quizás esté prohibido también disfrutar de la leche producida.

Respecto de la leche ordeñada antes de que entren en vigor las prohibiciones del jametz existe el consenso que es apta para su consumo en Pesaj, ya que antes de comenzar la fiesta no hay prohibición alguna de tener beneficio del jametz. Entonces, tal como se permite venderlo a un gentil y con el dinero obtenido adquirir matzot y vino para comer durante Pesaj, de igual manera se le puede dar a la vaca ración leudada antes de Pesaj para que produzca por su intermedio leche que luego sea consumida durante la fiesta.

Existe una discusión respecto de la vaca de un gentil que comió jametz después que las prohibiciones del leudo entraron en vigor. Hay juristas más flexibles que entienden que sobre el animal de un gentil no recae la prohibición de jametz y por lo tanto la leche no fue producida de manera prohibida. Además, el jametz por sí solo no podía haber causado la producción de la leche, ya que este se sumó a los demás alimentos y a los mecanismos corporales de la vaca que derivan finalmente en el ordeñado, y entonces, como el leudado es uno de muchos factores la leche no estará prohibida para su consumo. Por otra parte, están también los juristas más estrictos quienes entienden que mientras el jametz haya sido factor causante de la producción de la leche – esta estará prohibida. Hay además otros juristas los cuales entienden que si pasaron veinticuatro horas entre que la vaca comió jametz y su ordeñado – la leche será apta para consumir en Pesaj.

Si la vaca pertenece a un judío y la alimentaron con jametz prohibido se debe adoptar una actitud estricta y abstenerse de consumir su leche. En primer lugar, porque sobre el dueño de la vaca recae la prohibición de no obtener beneficio del jametz, y en segundo lugar para no colaborar con trasgresores. Esta es también la ley respecto de los huevos y la carne.

La compañía «Tnuva» (principal productora de leche de Israel, y tal vez en otras compañías también n. de t.) tiene para Pesaj la precaución de recibir únicamente leche de tambos que fueron kasherizados para la fiesta y a cuyas vacas se las alimenta con ración libre de jametz. En un caso así, no es necesario comprar todos los productos lácteos antes de Pesaj, ya que los producidos una vez comenzada la fiesta están igualmente libres de todo temor o sospecha de jametz.

Esta entrada fue publicada en 08. Leyes referentes a la kashrut en Pesaj. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *