06. Carne y huevos

https://ph.yhb.org.il/es/04-08-06/

La misma regla que rige sobre la leche se aplica también para la carne y las aves. Si la carne fue faenada antes de Pesaj no hay problema alguno aunque el animal se haya alimentado de jametz. Sin embargo, en este caso cabe temer que en el estómago del animal puedan haber quedado granos de cebada leudada que no alcanzaron a ser digeridos y por lo tanto es necesario tirar su contenido. Los juristas debatieron qué hacer si los animales fueron faenados durante Pesaj y pertenecen a gentiles que los alimentaron con jametz previo a ser degollados. Hay quienes adoptaron una actitud más estricta y se abstienen de consumir su carne y hay quienes lo hacen. En caso de que los animales pertenezcan a un judío se debe adoptar la actitud más estricta y no comprar esta carne.

En la práctica, la mayor parte de la carne se comercializa empacada y es necesario que estos paquetes tengan sellos de kashrut para Pesaj. Aunque la carne haya sido faenada antes de la festividad, por lo que no se despiertan problemas si los animales comieron jametz, de todas maneras, es necesario que haya sobre esta carne una supervisión de kashrut de Pesaj para evitar que caigan sobre ésta migajas de leudo durante el proceso que va desde la faena hasta el empacado.

Sobre los huevos recae la misma normativa si fueron adquiridos antes de Pesaj, aunque las gallinas hayan comido jametz no hay sospecha alguna pues el leudo fue ingerido de manera permitida. Empero, si las gallinas comieron jametz en Pesaj, en caso de pertenecer a un gentil, los juristas están divididos respecto de si se pueden o no comer los huevos. En caso de que pertenezcan a un judío, si bien existen opiniones más flexibles corresponde adoptar una actitud más estricta y no comprarlos. En la práctica, no hay supervisión sobre los huevos producidos en Pesaj y por lo tanto es muy bueno tener la precaución de comprar huevos que fueron puestos antes de comenzada la fiesta.

Además, se despertó un problema respecto del sello de kashrut que llevan impresos los huevos pues hay quienes temen que pueda contener jametz por lo que se correría el riesgo de que una partícula de leudo caiga sobre los alimentos de Pesaj. Escuché del Rabino Witman que todos los huevos comercializados por plantas de selección organizadas bajo la tutela de la asociación avícola israelí (exceptuando a los contrabandistas) son sellados antes de Pesaj con sellos que con certeza no contienen jametz (el sello está señalizado con algunas estrellas).

Esta entrada fue publicada en 08. Leyes referentes a la kashrut en Pesaj. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *