07. Medicamentos en Pesaj

https://ph.yhb.org.il/es/04-08-07/

Esta es una de las preguntas más frecuentes antes de Pesaj. Por ejemplo, se teme que una píldora pueda contener almidón extraído del trigo. El rol del almidón es conferirle a la píldora una textura sólida y consistente. En caso de que el almidón esté producido a base de papas o alguna legumbre es claro que no hay problema alguno, e incluso los ashkenazíes que acostumbran a no comer legumbres en Pesaj, por tratarse de una cuestión médica pueden ingerir las píldoras que lo contengan. La pregunta es qué ocurre cuando el almidón es producido a base de alguno de los cinco cereales (trigo, cebada, centeno, avena o espelta n. de t.). Además, es necesario recalcar que, si se trata de un enfermo de riesgo aunque el medicamento sea totalmente jametz – debe ingerir la píldora ya que la salvaguarda de la vida antecede a la prohibición de comer jametz. Empero, cuando se trata de un enfermo que no corre riesgo de vida surge la pregunta de cómo proceder.

La respuesta depende del sabor de la medicina. Si es sabrosa como el jarabe o las pastillas que se disuelven en la boca es necesario averiguar si es o no Kasher LePesaj y mientras no se tenga certeza de que lo es no se la puede ingerir.

Sin embargo, si el sabor de la píldora es amargo o si es insípida al punto de que no resulta comestible, se la puede tragar en Pesaj. Esto se debe a que, aunque el almidón haya sido producido a base de trigo, dado que fue mezclado con otros productos y entre ellos algunos amargos – deja de ser apto para su ingestión y ya no entra en la categoría de jametz. Como ya estudiamos anteriormente, esto obedece a que todo leudo no digno de ser comido por un perro antes de Pesaj no entra en la definición de jametz y se lo puede retener o mantener durante Pesaj. No podremos inferir del hecho de que una persona desee tragar la medicación, que demuestra con ello que el jametz del medicamento resulta importante para ella, ya que para el paciente lo importante no es el jametz sino la medicina contenida en la gragea, la cual es amarga y no comestible, por lo que el jametz de la misma queda anulado y el medicamento queda libre de prohibición alguna (Jazón Ish Moed 116:8, Igrot Moshé Oraj Jaím 2:92).

Sin embargo, hay personas especialmente meticulosas que tienen el cuidado de no tragar ni siquiera medicinas que contienen mezcla de jametz aunque estas sean amargas porque toman en cuenta la opinión de aquellos pocos juristas que sostienen que por cuanto que la medicina es importante para nosotros no se la puede considerar no apta para el consumo de un perro y por prescripción rabínica estaría prohibido ingerirla. Por otra parte, hay juristas que permitieron tragar píldoras amargas que contienen almidón jametz en el caso de enfermos que necesitan guardar cama o que padecen de dolores en todo el cuerpo, pero son más estrictos en el caso de personas que padecen dolores leves a quienes indican no tomarlas.

Según la opinión mayoritaria de los juristas, toda persona enferma puede tomar una medicina amarga que contiene almidón jametz inclusive con la finalidad de disipar dolores leves, evitar enfermedades y reforzar el cuerpo.

En la práctica, en caso de que una persona dude si en la medicina amarga o insípida que va a tomar hay o no mezclado almidón de trigo, puede tragarla sin necesidad de revisar el origen, pues ya aprendimos que, de acuerdo con la opinión mayoritaria de los juristas, aunque se sepa que el medicamento contiene algo de leudo, dado que dejó de ser comestible para un perro antes de Pesaj está permitido tragarlo. Para quien desee tomar en cuenta la opinión de los juristas más estrictos, en caso de despertarse duda si las píldoras contienen o no jametz, no es necesario preocuparse. Y esto, especialmente en la actualidad que es sabido que la mayor parte de las medicinas contienen almidón extraído de papas o legumbres y no de trigo. Por lo tanto, en la práctica, en Pesaj está permitido tomar medicinas amargas o insípidas destinadas a ser tragadas sin necesidad de verificar si contienen o no jametz. En caso de que sepamos que contienen almidón jametz, cada uno puede decidir cómo proceder, según la opinión mayoritaria de los juristas que permite o la minoritaria que es más estricta.

Esta entrada fue publicada en 08. Leyes referentes a la kashrut en Pesaj. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *