05. ¿Corresponde comer matzot cuidadas («matzot shemurot») durante toda la fiesta?

El precepto de cuidar las matzot se aplica a aquellas que debemos ingerir en la noche del quince de Nisán y se efectiviza sometiéndolas a un cuidado especial. Esto significa que podemos comer matzot que no fueron cuidadas si de acuerdo a las leyes de la halajá no cabe temer que hayan leudado, pero no son aptas para fungir como «matzot mitzvá», pues no fueron sometidas a un cuidado especial con la intención del cumplir con el precepto. Según esto, se puede comer durante todo Pesaj matzot ksherot para la fiesta pero que no fueron especialmente cuidadas («shemurot»).

Sin embargo, hay quienes tienen el recaudo de comer matzot cuidadas durante todo Pesaj. Esto obedece a dos razones: a) Hay quienes consideran que si bien no es obligatorio ingerir matzá durante toda la fiesta, quien lo hace cumple con un precepto (tal como se explicó en la halajá 1) y entonces quien desee cumplir con éste debe comer matzot cuidadas. Empero según esto es posible contentarse con ingerir el volumen de matzá equivalente a una aceituna (29 gr.) en cada comida. Asimismo, cabe conformarse con las matzot comunes que están cuidadas desde la molienda del cereal, y ya vimos (en la halajá 2) que desde el punto de vista de la norma se cumple con el precepto de comer matzá («matzat mitzvá») con una que fue cuidada desde ese momento. b) Se teme del jametz, pues de todos los alimentos que se ingieren durante Pesaj la matzá es el más expuesto a fermentar y por ello si no se cuidan los granos de trigo desde el momento de la cosecha se teme que algunos puedan haber leudado. Según esto, cabe hacer el esfuerzo de comer matzot cuidadas («shemurot») desde la cosecha durante toda la fiesta.

Es necesario saber que en la actualidad, la ventaja de las matzot cuidadas desde la cosecha se manifiesta en una mejor supervisión a lo largo de todo el proceso productivo, interrumpiendo el funcionamiento de las máquinas cada dieciocho minutos para limpiarlas y, por lo tanto, se trata de una serie completa de mejoras comparativas en la kashrut de la elaboración.

En resumen, las matzot comunes que son cuidadas desde la molienda son, a priori, kasher para su consumo durante toda la fiesta, incluso para quienes sostienen que es preceptivo ingerirlas todos los siete días, e ingiriéndolas efectivamente cumplen. Quienes buscan cumplir con mayor excelencia ingieren matzá cuidada desde la cosecha del grano pues está más supervisada en cuanto a evitar que leude.

Esta entrada fue publicada en 12. Leyes referentes a la matzá. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *