07) El lapso que transcurre hasta que se ingiere una hogaza de pan («zman ajilat perás[1]«)

Quien ingiere un volumen equivalente a un «kazait» con prolongadas interrupciones, si desde que comenzó a comer y hasta que finalizó transcurrió menos tiempo que el que demora comerse una hogaza de pan «zman ajilat perás» (que es la cantidad de pan que solía ingerirse en una comida) entonces se considera que estamos ante una misma ingestión y se debe recitar la bendición final correspondiente. Empero si comió la cantidad de «kazait» en un lapso mayor de tiempo – no se la considera como una ingestión y no habrá de recitar la bendición final.

Sin embargo, surgió la duda de cuántos minutos le lleva en la práctica a una persona promedio comer la cantidad equivalente a una hogaza de pan («shiur perás»). Según la opinión de quienes ‘extienden’ los tiempos, se trata de nueve minutos, y según la opinión más «breve» – tres minutos. En la práctica, es bueno alcanzar a ingerir el volumen equivalente a un «kazait» en un lapso de cuatro minutos. De todas maneras, resulta claro que quien ingirió el volumen equivalente a una aceituna (medio huevo) en un lapso de seis minutos debe recitar bendición final. Esto es así ya que «la medida de tiempo que lleva comer una hogaza de pan» fue establecida según la mayoría de las personas, y como de diferentes personas surgieron diferentes mediciones – se debe seguir la medida promedio que es seis minutos.


[1]. «Perás» en arameo significa «mitad», en los días de nuestros sabios talmúdicos se acostumbraba comer dos comidas diarias. A estos efectos se horneaba una hogaza de pan que alcanzaba para dos comidas.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora