08- Perdurabilidad («Kium«).

https://ph.yhb.org.il/es/01-09-08/

La Torá prohíbe realizar en Shabat labores cuyo resultado es permanente, en cambio si este no perdura – no se comete trasgresión alguna. Por lo tanto, quien escribe en Shabat con un lápiz o un lapicero sobre un papel, por cuanto que la escritura perdura en el tiempo –  trasgrede una prohibición de la Torá; mas quien escribe con jugo de fruta en vez de con tinta tal que lo escrito no perdura; o quien escribe con lapicero sobre una hoja de árbol que pronto se ha de secar y deshacer – trasgrede únicamente una prohibición rabínica. Quien escribe sobre la arena o sobre un vidrio empañado, por cuanto que la escritura no ha de perdurar – trasgrede una prohibición rabínica (ver adelante cap. 18 inc. 2, cap. 18 inc. 4).

Quien ata un nudo permanente («kesher shel kaiama»), esto es, un nudo fuerte que perdura largo tiempo – trasgrede una prohibición de la Torá, mientras que quien ata un nudo temporal («kesher araí») que resiste poco tiempo – trasgrede una prohibición de origen rabínico. Si el nudo es un nudo simple o muy flojo como el de una corbata, por cuanto que no está destinado a perdurar ya que con suma facilidad se puede  deshacer – no está prohibido hacerlo (ver adelante cap. 13 inc. 13). Lo mismo ocurre con la labor de construir. Quien instala en la pared un gancho permanente para colgar toallas – trasgrede una prohibición de la Torá, mientras que quien lo colocó de forma temporal – trasgrede una prohibición rabínica (ver adelante cap. 15 inc. 3).

Esta entrada fue publicada en 09. Las reglas generales de la realización de labores ("Melajot").. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *