11- La doble trasgresión de prohibiciones rabínicas («Shvut DeShvut«) a los efectos de cumplir con un precepto y en casos de gran necesidad.

https://ph.yhb.org.il/es/01-09-11/

Vimos que los sabios prohibieron que un judío pida a un gentil que realice labores para él en Shabat. Esta prohibición al igual que todas las demás prohibiciones rabínicas en las leyes de Shabat recibe el nombre de «Shvut» ((‘שבות’. Los juristas debatieron respecto de si en caso de ser necesario cumplir con un precepto se puede trasgredir una prohibición rabínica o si en caso que la prohibición provocase la anulación de cumplir con un precepto, aun así, nos estaría permitido alivianar respecto a la prohibición. Por ejemplo, cuando la luz se apaga en la noche del viernes y no es posible deleitar al Shabat con la comida especial o el estudio de Torá estando a oscuras, ¿podremos entonces pedir a un gentil que nos encienda la luz?

De acuerdo a la opinión de Ba´al Haitur, en cada situación en la que es necesario cumplir con un precepto de la Torá los sabios anulan sus prohibiciones por lo que ellos permiten  pedir a un gentil encender una luz o realizar otras labores. Empero, de acuerdo a la opinión del Rambám y la mayoría de los juristas no se puede pedir a un gentil que realice para un judío en Shabat una labor prohibida por la Torá, aunque sea a los efectos de cumplir con un precepto. Sin embargo, según esta opinión los sabios permiten pedir a un gentil realizar para un judío una labor prohibida rabínicamente. Esto quiere decir que los sabios no autorizaron quebrar un «Shvut» a los efectos de cumplir un precepto pero sí autorizaron quebrar un «Shvut de Shvut«, esto es, dejar sin efecto una prohibición rabínica a los efectos de desobedecer otra prohibición rabínica. Para entenderlo mejor, se puede decir que el peso de una prohibición rabínica de Shabat («Shvut«) sería equivalente a la mitad del de una prohibición de la Torá y el peso de un «Shvut de Shvut» sería la cuarta parte de este peso, dado que sólo bajo la conjunción de dos condicionantes o limitantes, dos condicionantes la prohibición entra en efecto.

La halajá final indica que se puede trasgredir un «Shvut de Shvut» a los efectos de cumplir con un precepto. Por ejemplo, cuando se precisa realizar un «Brit Milá» en Shabat y se olvidaron de preparar a tiempo el cuchillo-bisturí se le puede pedir a un gentil que lo traiga vía el «carmelit«[2] pues en ese caso estamos ante una situación de «Shvut de Shvut» a los efectos de cumplir un precepto. Un «Shvut» o prohibición rabínica es la prohibición de pedir a un gentil la realización de una tarea para un judío en Shabat, el segundo «Shvut» es la prohibición de transportar objetos por el dominio público decretado por los sabios («carmelit«). Empero no se permite pedirle a un no judío que traslade el bisturí («sakín» ‘סכין’) por el dominio público («Reshut HaRabím»), ya que los sabios no autorizaron trasgredir una prohibición rabínica «Shvut» para cumplir con un precepto. En un caso así la solución sería pedirle al gentil que lleve el bisturí, de una manera no habitual («Shinui«) y entonces estamos ante una situación de «Shvut DeShvut» puesto que pedir una labor de un gentil es una prohibición rabínica y realizar una labor de un modo no habitual es otra prohibición de la misma índole (ver adelante cap. 24 inc. 4 donde se detallarán más reglas referentes a pedir de un gentil la realización de labores en caso del cumplimiento de precepto o de evitar cuantiosas pérdidas económicas o evitar un mal momento).

De acuerdo a la opinión mayoritaria de los juristas los sabios autorizaron un «Shvut de Shvut» hecho por un judío a los efectos de cumplir con un precepto. Por ejemplo, si es necesario traer el bisturí vía el «carmelit» para realizar una circuncisión y no hay un gentil que pueda hacerlo, un judío puede transportarlo de un modo no habitual («Shinui«) pues entonces estaríamos ante una situación de «Shvut DeShvut«. Si bien hay juristas que en este punto son más estrictos, en caso de necesidad y a los efectos de cumplir con un precepto – un judío también puede realizar una acción de «Shvut DeShvut«.

Así como se permite «Shvut DeShvut» a los efectos de cumplir con un precepto, asimismo se permitió en caso de enfermedad (Shulján Aruj 307:5) o a los efectos de evitar una cuantiosa pérdida económica (Mishná Berurá 307:22).


[2].  El «carmelit» es un dominio público según la legislación rabínica. En el caso del gentil, no estaría trasgrediendo con la prohibición de transportar objetos por el dominio público marcado por la Torá sino por el dominio público marcado por los sabios (n. de t.)

Esta entrada fue publicada en 09. Las reglas generales de la realización de labores ("Melajot").. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *