13- Estudiantes de Yeshivá, soldados y estudiantes universitarios.

https://ph.yhb.org.il/es/05-13-13/

Los estudiantes de Yeshivá que pernoctan en sus habitaciones y comen en el comedor de la institución, deben encender velas en sus habitaciones, pues allí pasan más tiempo y es su espacio particular. En el caso de que en sus habitaciones haya una ventana que da a la vía pública, deberán encender las velas allí para publicitar el milagro. En caso contrario, deberán encender en la habitación y de ser posible del lado izquierdo de la puerta, para que así queden la mezuzá del lado derecho y la “janukiá” del lado izquierdo.

Respecto de la tradición sefaradí, en esta circunstancia se nos presenta una pregunta interesante, ya que para esta costumbre quien enciende es el mayor de la casa y mediante su encendido hace cumplir a todos los demás. En el caso del estudiante de Yeshivá, muchos juristas entienden que si bien el muchacho vive en la institución, su hogar es la casa de sus padres y ahí es donde siempre regresa e incluso cuando se enferma convalece en la casa de sus padres, por lo que cumple el precepto mediante el encendido de su padre en el hogar aunque no esté presente.

Por otra parte, hay quienes opinan que por cuanto que el estudiante reside en la Yeshivá la mayor parte del año, se le puede considerar como un soltero independizado que tiene residencia propia y por lo tanto debe encender velas y recitar las bendiciones. Según la tradición sefaradí, un compañero de la habitación debe encender por todos y es menester que los demás sean partícipes o mediante dinero para adquisición de las velas o mediante la apropiación simbólica («kinián»), que implica tomar la “janukiá” con las manos y elevarla (en público) para luego devolverla a su sitio.

La normativa vigente para el estudiante de Yeshivá, es la misma que se aplica para soldados o estudiantes universitarios. Según la tradición ashkenazí y parte de la sefaradí, deben encender velas y recitar las bendiciones en sus habitaciones. Según la tradición de muchos de los sefaradim, los soldados o estudiantes universitarios pueden cumplir mediante el encendido de sus padres en el hogar, y si allí no hay quien encienda, pueden encender en sus habitaciones sin recitar la bendición.

La misma regla se aplica para las chicas que estudian en una midrashá, college o universidad y viven en los dormitorios estudiantiles o en apartamentos alquilados. Según la costumbre ashkenazí y parte de las comunidades sefaradíes deberán encender velas y recitar las bendiciones, mientras que según la tradición de muchos de los sefaradíes cumplen mediante el encendido en la casa de sus padres. En caso de que en casa de sus padres no haya quien encienda habrán de hacerlo ellas mismas sin recitar las bendiciones.

Esta entrada fue publicada en 13- Leyes referentes a la ubicación de las velas y el horario de su encendido.. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.