03) ¿Por qué alimentos se recita la bendición de «Shehakol»?

Por alimentos que no crecen en la tierra como carne de animal doméstico o silvestre, aves, pescado, huevos, leche y queso, nuestros sabios dispusieron que se bendiga «Shehakol Nihiá Bidvaró». Asimismo, quien bebe agua para aplacar su sed recita «Shehakol Nihiá Bidvaró». Por hongos, aunque parezcan ser fruto de la tierra, dado que no se nutren de esta – su bendición es igualmente «Shehakol Nihiá Bidvaró» (Shulján Aruj 204:1).

Asimismo, por frutos silvestres y hojas comestibles a consumirse en caso de gran necesidad, se recita «Shehakol Nihiá Bidvaró»; y aunque hayan crecido en un árbol o en la tierra, por cuanto que estas especies no se plantan con el propósito de comerlas, no tienen la importancia de un fruto y por ende se bendice por estos «Shehakol Nihiá Bidvaró» (tal como se explica en la halajá 6).

Otro tanto ocurre con los jugos de frutas, tal como el de naranja o de manzana. Por estos se recita «Shehakol Nihiá Bidvaró», aunque el zumo provenga del fruto, ya que su forma cambia sustancialmente al punto que un alimento se torna bebida y de allí el cambio de bendición (tal como se explica en la halajá 15).

Por licor elaborado a base de cebada o, en el caso del café y del té que se elaboran a partir de vegetales o frutos, dado que fueron transformados en bebida se bendice por estos «Shehakol Nihiá Bidvaró» (tal como se explicará en la halajá 17).

Asimismo, quien ingiere alimentos que se estropearon pero aún son comestibles en caso de apremio, por ejemplo: pan que enmoheció o un potaje cuya forma se vio alterada y se estropeó – se recita «Shehakol Nihiá Bidvaró». Empero si se estropeó por completo al grado de no ser comestible no se recita bendición alguna (Shulján Aruj 204:1, Mishná Berurá 1-2).

De igual manera, frutos que se suelen ingerir cocidos como la calabaza o la papa, en caso de ingerirse crudos se recita «Shehakol Nihiá Bidvaró» (Shulján Aruj 205:1, más adelante halajá 14).

Se puede enunciar a modo de regla general que la bendición de «Shehakol Nihiá Bidvaró» fue estipulada para dos tipos de alimentos: el primero, alimentos importantes originados en el mundo animal tales como la carne, los productos lácteos, los huevos y los hongos que se alimentan del aire. El segundo, alimentos que cambiaron su naturaleza al punto que perdieron su bendición original, por ejemplo: alimentos que se tornaron en bebidas, alimentos que se estropearon pero que aún son apenas comestibles, artículos cosechados que no alcanzan la importancia de fruto como los frutos silvestres. Una buena parte de los debates halájicos en este capítulo se ocupan de la pregunta ¿en qué etapa un alimento cambia al punto de perder su bendición original y adoptar la de «Shehakol Nihiá Bidvaró»?

Esta entrada fue publicada en Capítulo 08 - La bendición por los frutos y "Shehakol". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *