15) Jugo de frutas

Respecto del jugo de frutas como el de zanahoria y el de naranja – se recita «Shehakol Nihiá Bidvaró». Incluso si son puros y no se los diluyó en absoluto con agua, y aunque hayan quedado algunos pequeños trozos de fruta: dado que estas tuvieron un cambio tan significativo al punto de pasar de alimento a bebida, pierden su bendición inicial y reciben la general de «Shehakol Nihiá Bidvaró». La única fruta que no desciende de su jerarquía inicial tras haber sido exprimida es la uva, que tras este procedimiento se transforma en vino y recibe la bendición especial de «Boré Prí Hagafen» (tal como se vio arriba 7:3).

También cuando el jugo sale del fruto de modo natural como en el caso de la miel de dátil o el jugo que se acumula en el interior del melón, o la leche de coco – dado que se trata de un líquido se recita «Shehakol Nihiá Bidvaró» (Shulján Aruj 202:8, Ben Ish Jai Pinjas 9).

Todo esto ocurre justamente en caso de que la bebida se separe de la fruta. Empero quien la esté ingiriendo y durante la ingesta o con posterioridad a la misma desea beber el jugo que salió de ella, dado que la bebida está subordinada o es secundaria respecto a la fruta – queda incluida en su bendición. Por ello, quien come un pomelo o toronja y recita «Boré Pri Haetz», puede luego beber el jugo que se acumula en el fondo del plato por cuanto que es secundario respecto de la fruta y su bendición queda incluida en la ya recitada (Ben Ish Jai allí).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora