02 – El dominio privado y el dominio público

https://ph.yhb.org.il/es/01-21-02/

El «dominio privado» es un área rodeada de tabiques divisorios («mejitzot») que hacen que se lo considere un mismo lugar y dentro de este se pueden transportar objetos. Aunque el sitio sea muy grande, dado que está rodeado por tabiques se lo considera una misma área de modo tal que no importa si un objeto determinado se encuentra en un extremo u otro del recinto.

El ejemplo más notorio de «dominio privado» es, por supuesto, el hogar. Empero, no es necesario que el sitio esté rodeado por paredes o techo sino que alcanza que exista un tabique de diez palmos (76 cm.) de altura que rodee el área en cuestión. Un pozo con una profundidad de diez palmos se considera «dominio privado», lo mismo una roca o una colina con una altura superior a los setenta y seis centímetros. Si bien estos últimos carecen de un tabique que los rodee, la elevación de diez palmos por encima del nivel del suelo funge como tabique y consideramos como si este se eleva y rodea el espacio sobre la roca. Sin embargo, es necesario que el espacio del «dominio privado» tenga un ancho mínimo de cuatro  palmos (30 cm.) pues de no poseerlo se lo considera «zona exenta». Es también menester saber que una pendiente muy inclinada es considerada como tabique divisorio («mejitzá»).

El «reshut harabim» es un sitio de uso público tal como una calle, un mercado o un camino interurbano a condición de que tenga una ancho mínimo de dieciséis codos (7.3 m.) y carezca de techo. Hay quienes adicionan a estas condiciones la de que cada día acostumbren a pasar por allí seiscientas mil personas, número igual a los hombres que recibieron la Torá en Sinai (adelante 8). En términos generales, todas las prohibiciones de transportar están vinculadas al «dominio público», y definiéndolo inversamente: no existe prohibición de transportar en un sitio que no sea «dominio público». En este está prohibido transportar un objeto por más de cuatro codos (ver adelante 3-4), y asimismo se prohíbe pasar un objeto del «dominio privado» al «público» y viceversa.

Esta entrada fue publicada en 21. "Transportar" ("Hotzaá"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *