09 – Una sociedad de accionistas y el banco.

Si un judío y un gentil son socios en una fábrica o tienda deben acordar al inicio de la sociedad que el día sábado es responsabilidad del gentil y todas las ganancias de ese día son suyas. A cambio, un día hábil estará bajo entera responsabilidad del judío y este recibirá todas las ganancias generadas en el mismo, y el resto de los días se dividirán por partes iguales. Esto es así a condición que se lleve a cabo un registro diario de ventas y de acuerdo a este se pueda establecer qué monto de dinero le corresponde al judío y cuánto al gentil. Si las ganancias de todos los días son más o menos parejas o si no se puede establecer con claridad cuánto se vendió cada día, se puede dividir todo por partes iguales partiendo de la suposición que la ganancia de todos los días es similar y por lo tanto cada uno recibe su parte por el día que está  bajo su entera responsabilidad (Shulján Aruj 245:1, Shulján Aruj HaRav 5, Mishná Berurá 5-6, Igrot Moshé Oraj Jaím 2:65).

Todo esto es así a condición de que no se tema que quienes lo vean crean que el gentil trabaja a sueldo para el judío en Shabat, sino que les sea claro que son socios o que se considere normal tomar un asociado en ese tipo de negocio.

Se permite comprar acciones de una empresa dirigida por gentiles y que trabaja el sábado ya que estos trabajan en Shabat para su propio beneficio y el judío accionista se ve beneficiado indirectamente (Shulján Aruj 245:4). Esto se permite aunque se pueda pensar que la compañía emplea judíos en Shabat, pues el accionista no es responsable de ello ya que el empleado judío en cuestión de todas maneras trasgrede el Shabat y la adquisición de las acciones no contribuye a ello directamente. Sin embargo, si la compañía está dirigida por judíos o si su actividad principal es llevada a cabo por judíos mediante la profanación del Shabat, quien adquiere las acciones se transforma en socio de esta profanación por lo que está prohibido comprarlas.

Si un banco es de propiedad judía y tiene clientes gentiles, puede acordar con otro banco de propiedad gentil que realice el sábado todas las acciones necesarias para los clientes no judíos. En este caso, no se considera que el segundo banco trabaja para un judío en Shabat ya que este gana de cada operación y trabaja en pos de su propio beneficio (Melamed Leho´il 1:33).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos