11. 248 (רמ»ח) palabras.

La Torá trae vida y salud tanto al mundo como al hombre, especialmente en el recitado del «Shemá» que incluye los fundamentos de la fe y del cumplimiento de los preceptos. Nuestros sabios nos dijeron que en este recitado hay doscientas cuarenta y ocho palabras, al tiempo que el cuerpo humano está compuesto de igual número de órganos. Si la persona recita correctamente el «Shemá«, cada parte de su cuerpo recibe un vocablo y mediante este se sana. En la práctica, ocurre que el «Shemá» con sus tres porciones contiene solamente doscientas cuarenta y cinco palabras y para completar las tres faltantes el oficiante repite «Hashem Elokeijem Emet» (Zohar HaJadash Ruth 95:1, ver Peninei Halajá 15:12).

En el caso de las mujeres que no rezan en la sinagoga y no escuchan al oficiante deben actuar conforme a las reglas de quien reza sin Minián. Esto implica que según la usanza ashkenazí, antes de recitar el Shemá debe decir el versículo «E-l Melej Neemán» (Ramá 61:3). Si bien la mujer posee doscientos cincuenta y dos órganos ya que a su útero se le agregaron dos conductos y dos aperturas (Talmud Babilonio Tratado de Bejorot 45(A)), dado que doscientos cuarenta y ocho órganos son comunes a todos los seres humanos, lo fundamental es infundir una bendición a la generalidad de las personas  y en virtud de esta se verán bendecidos también los órganos especiales de la mujer (Haelef Lejá Shelomó Oraj Jaím 120).

Según la usanza sefaradí quien reza solo debe repetir las palabras «Ad-onai Eloh-eijem Emet» (Kaf HaJaím 61:15-16) y por lo tanto corresponde que también la mujer actúe así. Hay juristas que opinan que es bueno que recite ambos: «E-l Melej Neemán» antes del recitado del «Shemá» y repita «Ad-onai Eloh-eijem Emet» posterior al mismo de modo tal que así completa doscientas cincuenta y dos vocablos que se corresponden con el número de órganos físicos que posee (Sheerit Iosef II pág. 186).

Esta entrada fue publicada en 16. El recitado del "Shemá" y sus bendiciones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *