08 – Mujeres embarazadas.

Mujeres embarazadas y que amamantan deben ayunar en Yom Kipur (Talmud Babilonio Tratado de Pesajim 54(B), Shulján Aruj 617:1). Estas deben ayunar incluso el 9 de Av, por lo que lógicamente en Kipur que es ordenado por la Torá deben hacerlo.

En la última generación hubo rabinos que procuraron flexibilizar de modo tal de permitirle a las embarazadas beber agua pues consideraron que se debilitaban y el ayuno podría provocarles perder el embarazo. Sin embargo, investigaciones llevadas a cabo en Israel y en el extranjero dieron como resultado que el ayuno no aumenta el riesgo de pérdida de embarazo. Únicamente en casos muy especiales el ayuno puede acelerar el nacimiento en el noveno mes y de todas maneras, esto no implica peligro de vida. Tampoco hay respaldo en el argumento de que hoy somos más débiles. Por el contrario, hoy las personas viven con mejor salud que antaño en virtud de la abundancia y variedad de alimentos de que disponemos así como por efecto del desarrollo de la medicina. Por ello, la expectativa de vida ha aumentado en decenas de años y hoy no corresponde flexibilizar el ayuno más que antaño, por lo que las reglas se mantienen tal cual y mujeres embarazadas y que amamantan deben ayunar (Tzitz Eliezer 17:20:4, Nishmat Abraham 617:1).

Por lo tanto, mujeres embarazadas que sufren de vómitos, alta presión, hemoglobina baja y diferentes malestares, deben ayunar en Yom Kipur y tampoco pueden beber líquidos espaciadamente en cantidades menores al mínimo punible. Solamente en casos especiales de embarazos riesgosos, como en el caso de una embarazada que en el pasado abortó en virtud del ayuno o en las primeras semanas de un embarazo fruto de inseminación artificial, se puede beber de acuerdo a las instrucciones de un médico temeroso del cielo y preferentemente en pequeñas cantidades espaciadas («shiurim»). Empero, en el caso de un embarazo normal acompañado de vómitos y malestares es obligatorio ayunar y no es necesario consultar. Sin embargo, si en medio del ayuno la embarazada siente que entra en situación de riesgo que coma y beba conforme a su necesidad.

Esta entrada fue publicada en 08 - Las leyes del ayuno. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *