13 – La apertura de botellas

https://ph.yhb.org.il/es/01-15-13/

Surgió un debate respecto de la apertura de botellas de vino que poseen tapón metálico. Hay quienes prohibieron hacerlo pues previo a la apertura el tapón era solamente una cobertura y una vez abierto y separado del anillo metálico que permanece adherido a la botella se transforma en un utensilio, esto es, en un tapón enroscable que sirve para abrir o cerrar la botella (Rabí Shlomo Zalman Oierbaj).

En opinión de la mayoría de los juristas es permitido abrir un tapón metálico sin temor, ya que antes de la apertura se lo consideraba cobertura y la acción de abrirlo no genera un nuevo utensilio. El hecho de ser separado del anillo metálico que permanece adherido al cuello de la botella se asemeja a quebrar la cáscara de una nuez para ingerir el fruto. Además, esto está permitido ya que no se tiene la intención de elaborar un tapón sino únicamente abrir una botella, aunque en el camino se halla creado un tapón enroscable.

Si bien quien quiere adoptar una actitud flexible puede hacerlo, y así actúan muchas personas. A priori, es bueno tomar en cuenta las opiniones más rigurosas y abrir las botellas antes de Shabat. Otra solución posible es guardar tapones viejos para las botellas que se abren en Shabat, y los tapones que se acaban de abrir – botarlos de inmediato a la basura. Dado que en la práctica no se tiene la intención de darle uso a los tapones abiertos en Shabat, los de opinión rigurosa han de reconocer en que no hay prohibición alguna en la apertura.

En caso de que no se hayan guardado tapones ni se hayan abierto las botellas de vino antes de Shabat, quienes toman en cuenta las opiniones más estrictas, suelen primeramente efectuar un orificio en el tapón y recién después lo abren por lo que no se lo puede considerar utensilio pues no puede ser ya un buen tapón (Shmirat Shabat Kehiljatá 9:18). En opinión de los juristas más flexibles es mejor abrir el vino sin efectuar un orificio en el tapón.

Respecto de los tapones de plástico, aún la mayoría de los juristas que suelen ser más rigurosos, coinciden en que no hay prohibición de abrirlos por cuanto que previo a la primera apertura son considerados simplemente tapones, y el abrirlos no los transforma en un utensilio (ídem 9:21), por lo tanto esta es la idea aceptada. Asimismo, se permite abrir un tapón de corcho mediante un saca corchos.

Esta entrada fue publicada en 15 - "Construir" ("Boné"), "demoler" ("Soter") y "el toque final" ("Maké Bepatish"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *