03 – Aparatos eléctricos que generan sonidos (como teléfono o parlante).

https://ph.yhb.org.il/es/01-17-03/

Tal como aprendimos, en el marco de la prohibición de activar aparatos eléctricos en Shabat se prohíbe llamar por teléfono o activar un parlante.

Aunque la línea telefónica esté abierta o el parlante esté activado desde víspera de Shabat – no se permite hablar a través de estos pues el habla intensifica el flujo de electricidad en los micrófonos. Ya vimos anteriormente que hay quienes consideran que la prohibición del uso de electricidad en Shabat tiene origen en la Torá, mientras que otros consideran que es rabínica. Además, los sabios decretaron que en Shabat no se emita sonido mediante un utensilio apropiado para ello, por lo que en opinión de muchos, quien habla por micrófono trasgrede este decreto (según Ramá 338:1). Además, el uso de un micrófono se percibe como una actividad apropiada para días de  semana y se considera como una falta de respeto hacia el Shabat  puesto que quienes lo oyen pueden pensar que el aparato fue encendido durante el  día sagrado (Igrot Moshé Oraj Jaim 3:55).

Sin embargo, un discapacitado auditivo puede usar audífonos eléctricos que van dentro de su oído a condición de que los active en víspera de Shabat y durante el día sagrado no suba o baje el volumen. A la hora de dormir puede retirar el aparato de su oído sin apagarlo y a la mañana siguiente puede colocárselo nuevamente sin encenderlo. Si bien aprendimos que no se puede usar teléfono o micrófono (o parlante) en Shabat ya que al hablar mediante estos se intensifica el flujo eléctrico en el interior del aparato, esto aplica cuando se le habla a éste directamente. Empero, si hablamos normalmente, el audífono en el oído de  la persona se activa mediante una segunda fuerza y a esto se le denomina «Grama» y en caso de gran necesidad se permite este mecanismo. En este caso no se trasgrede el decreto de emitir sonidos en Shabat ni tampoco se le falta el respeto al día, pues el sonido es escuchado únicamente en el oído de quien porta el audífono.

Así como se prohíbe activar un micrófono o parlante antes de que entre Shabat para hablar por estos, del mismo modo se prohíbe dejar un portero eléctrico o intercomunicador abierto para poder escuchar a través de este las voces de quienes vienen a visitar o lo que pasa en la habitación de los niños. En el caso del portero eléctrico o intercomunicador estamos ante un caso de «Grama» por cuanto que no se habla directamente al aparato sino que se habla en un sitio y la voz se escucha en otro. De todas maneras estamos ante la prohibición de una acción que corresponde a los días hábiles y encierra un desprecio por el Shabat,  así como la de usar un utensilio que emite sonido. Empero, si por error el portero eléctrico quedó abierto en Shabat y la persona no tiene intención de hablar a través del aparato, puede continuar haciéndolo normalmente.

Esta entrada fue publicada en 17. La electricidad y los artefactos eléctricos.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *