08 – Abrir un refrigerador u horno eléctrico y el ingreso a una habitación con aire acondicionado.

https://ph.yhb.org.il/es/01-17-08/

Se prohíbe abrir en Shabat la puerta de un refrigerador cuando esto genera una actividad eléctrica. Por ejemplo, en la mayoría de los refrigeradores encontramos una lamparita que se enciende al abrirse la puerta, y si no se desconectó antes de Shabat se prohíbe abrirla durante este día. Asimismo, hay refrigeradores que al abrirse o cerrarse la puerta se activa o desactiva el funcionamiento de los ventiladores interiores o de diferentes sistemas electrónicos, por lo que no se los puede abrir en Shabat.

Sin embargo, si se tuvo la precaución que al abrirse la puerta del refrigerador la lamparita no se encienda, se podrá hacerlo. De todas maneras, hay juristas que permiten abrir la puerta únicamente cuando el motor está en funcionamiento mas no cuando este no funciona, ya que abrir la puerta causa el ingreso de aire caliente y como el motor es activado por el termostato interior resulta que abrir la puerta puede poner al motor en funcionamiento de inmediato o al menos acelerar su activación.

Empero, la halajá permite abrir un refrigerador también si el motor no está en funcionamiento ya que quien lo hace no tiene la intención de poner el motor en funcionamiento y no es seguro que la apertura active el motor, pues quizás este ya debía comenzar a funcionar de todas maneras. Incluso si la apertura de la puerta causa la activación del motor, esto ocurre de un modo indirecto o “Grama“, ya que la apertura de la puerta por sí misma no es la que activa el motor sino únicamente permite el ingreso de aire caliente que influirá después en su activación. Por lo tanto, no se ha de temer por la duda de una acción indirecta o “Grama” realizada sin intención.

Asimismo, se permite beber agua fría de un bebedero sin prestar atención si el motor que enfría funciona o no. De la misma manera, se permite ingresar a una habitación en la cual funciona el aire acondicionado regulado mediante termostato. Si bien al abrir la puerta este puede verse activado, no se trata de algo prohibido por cuanto que no hay certidumbre de que la acción en cuestión ponga en funcionamiento al acondicionador de aire, y por lo tanto se trata de “Grama” o activación indirecta. También se permite abrir la puerta o ventana en una habitación en la cual funciona un acondicionador de aire para frio – calor o un radiador que regulan su temperatura mediante termostato, ya que quien abre una puerta o ventana no tiene la intención de activarlos y tampoco se tiene la certidumbre de que la apertura de puerta o ventana cause la activación, y en caso de que así ocurra se trataría de un caso de “Grama“.

Empero, en el caso de un horno de cocina que funciona con termostato, muchos juristas son de la opinión de que se debe ser estricto en cuanto a que no debe ser abierto cuando los calentadores no funcionan, ya que al ser pequeño su apertura puede influir directamente y activarlos. Por esta razón, se fabrican hornos que poseen “modo Shabat” por efecto del cual funcionan constantemente a temperatura fija sin influencia del termostato. Cuando el horno funciona en “modo Shabat” se lo puede abrir ilimitadamente de acuerdo a todas las opiniones.

Esta entrada fue publicada en 17. La electricidad y los artefactos eléctricos.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *