05 – El uso de electricidad producida en Shabat.

Existe la necesidad de abastecer a todo el Estado de Israel de energía eléctrica durante todos los días de la semana incluido el Shabat, y toda interrupción del suministro pone vidas en riesgo. Esto obedece a que en los hospitales hay un sinnúmero de aparatos médicos que requieren de electricidad; también en las casas de los particulares hay enfermos de riesgo conectados a aparatos que salvan sus vidas y las fuerzas de seguridad emplean aparatos eléctricos que de no estar disponibles y en funcionamiento impedirían una respuesta inmediata a diferentes escenarios de emergencia. En los días fríos muchos calefaccionan sus casas mediante sistemas eléctricos, y si el abastecimiento se ve interrumpido los niños pequeños y los enfermos podrían entrar en riesgo. En días especialmente cálidos, existe cierto riesgo para enfermos que requieren de aire acondicionado. Además, dado que hoy día se acostumbra a almacenar alimentos durante varios días en el refrigerador o el freezer y si se interrumpe el suministro de electricidad se pueden echar a perder, muchos pueden intoxicarse al ingerir comida en mal estado.

Por lo tanto, la compañía eléctrica debe suministrar electricidad de modo continuo también en Shabat, y de ocurrir algún tipo de percance en algún sitio debe hacerse todo lo necesario para reparar el desperfecto. Dado que los técnicos de la compañía eléctrica tienen permitido reparar el sistema, los demás judíos de ese sitio tienen permitido disfrutar del renovado suministro de electricidad en Shabat. Si el corte en el suministro ocurrió en un sitio pequeño y se sabe con certeza que allí no hay vidas en riesgo en virtud del apagón, está prohibido repararlo en Shabat. Si judíos repararon esa falla en Shabat, no se debe disfrutar de la electricidad hasta una hora pasado el horario de finalización del sagrado día (Rav Shlomo Zalman Auerbach tal como lo cita Shmirat Shabat Kehiljatá 32, comentario 182. Adelante 26:6).

Lamentablemente, es sabido que los funcionarios de la compañía eléctrica de Israel realizan en Shabat tareas no esenciales para el suministro de electricidad sólo con la finalidad de economizar. Más aún, si existiese conciencia de la importancia de cuidar Shabat se podría activar todo el sistema de producción de electricidad de modo automático sin necesidad de intervención humana y sin gastos extra. Sólo sería necesario dejar funcionarios encargados que supervisen e intervengan en caso de que ocurra algún desperfecto  en las plantas generadoras de electricidad. Dado que en la práctica no se intenta evitar labores innecesarias en Shabat, algunos de los grandes rabinos ordenaron ser más estrictos y no usar el suministro de la compañía israelí de electricidad para no disfrutar del resultado de la profanación del sagrado día y no colaborar con el fenómeno (ver Jazón Ish Oraj Jaím 38:4).

Empero, en la práctica se permite usar electricidad en Shabat pues si bien la compañía eléctrica podría organizarse para evitar realizar ciertas tareas en ese día, de todas maneras, en el momento en que los técnicos realizan las labores necesarias para la producción no están profanando Shabat ya que el suministro eléctrico es indispensable para salvar vidas y a raíz de ello todas las demás personas pueden disfrutar del mismo. Si bien los técnicos realizan algunas labores prohibidas destinadas a economizar gastos a la compañía eléctrica, dado que los consumidores no tienen beneficio de ello y desde su punto de vista preferirían que esas labores se realicen automáticamente, pueden disfrutar en Shabat del suministro eléctrico (ver en el libro «Hajashmal Bahalajá» II cap. 1. Menujat Ahavá I 24:1). Últimamente nos fue informado que se realizan esfuerzos para activar la producción de modo automático y así evitar la profanación del Shabat.

Esta entrada fue publicada en 17. La electricidad y los artefactos eléctricos.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *