15 – Sistemas de alarma en Shabat.

https://ph.yhb.org.il/es/01-17-15/

Existen dos tipos de solución para los hogares que requieren de sistema de alarma contra robos. La más recomendada es activar el sistema en víspera de Shabat con un timer de modo tal que durante las horas en que la gente duerme o está afuera el sistema funcione y en horas en las que la gente entra o sale el sistema cese. La desventaja de esta solución es que si se quiere cambiar los horarios se necesitará cambiar el sistema, y si esto requiere de una acción de carácter eléctrico estará absolutamente prohibida. Si el timer está conectado externamente al sistema de alarma, se podrá extender el horario  de acuerdo a lo explicado anteriormente (ver halajá 6, en caso de gran necesidad se puede también acortar).

La segunda solución existente es disponer de una llave «Grama«. Esto es, una llave que cuando se gira en una dirección desconecta el sistema de alarma y si se gira para el otro lo activa. A los efectos de que no implique trasgredir prohibición alguna, se requiere que el giro de la llave no cause inmediatamente una actividad eléctrica sino que debe activar un mecanismo que causa que tras un lapso de tiempo se active o desactive la electricidad del sistema de alarma de modo indirecto. Si bien a priori «Grama» está prohibido en Shabat, de no mediar alternativa en caso de pérdida económica se puede optar por una actitud más flexible.

Otra pregunta que surge es si se permite conectar el sistema de la alarma de la casa o del automóvil a un centro de vigilancia que recibe el aviso en el momento en el que esta suena y llaman para ver qué pasó. En caso de no haber respuesta envían un patrullero con vigilantes para intentar apresar a los ladrones. Hay juristas estrictos que consideran que se debe exigir a la compañía de seguridad que no trasgredan el Shabat mediante el empleo de guardias no judíos, aunque, de no mediar alternativa, permiten contratar una compañía de seguridad que no ponga cuidado en ello. En caso de que se reciba una señal de alarma en el comando central de la empresa de vigilancia y se llame a la casa vigilada para ver si acudir o no, aunque los guardianes sean gentiles, se debe responder al llamado para evitar un viaje innecesario.

Esta entrada fue publicada en 17. La electricidad y los artefactos eléctricos.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *