14 – La actividad de los sensores en el dominio público y en el hogar.

Se permite pasar por un sitio en el cual fue instalada una cámara que registra a los transeúntes ya que quien allí camina no tiene interés en ser filmado, y por lo tanto no es responsable de que su figura haya sido captada por la cámara. Asimismo, se puede entrar por una puerta que posee detector de metales ya que quien lo hace no tiene interés en que la actividad eléctrica en cuestión se lleve a cabo. Se puede también caminar por una calle en la que se instalaron sensores que registran los movimientos de los transeúntes. De la misma forma, se puede caminar por un sitio que tiene instalado un sistema de cuidado eléctrico que activa un farol o luz al pasar por sus inmediaciones ya que quienes transitan no tienen interés en que se encienda luz alguna. Empero, si esto no implica esfuerzo, es mejor transitar por otro camino, pues no es honroso para el Shabat que se activen indirectamente sistemas de iluminación eléctrica.

En el caso de una casa cuyo sistema de alarma es desactivado en Shabat, mas los sensores continúan funcionando y cada vez que se pasa delante de estos se encienden lamparitas o su imagen se registra en una pantalla, hay juristas que prohíben transitar por ahí pues se generan actividades eléctricas. Quien quiera pasar por ahí, deberá desconectar por completo todo el sistema o cubrir los sensores de modo tal que no registren los movimientos de las personas (ver Responsa «HaRav Harashí» pág. 174).

Hay juristas que permiten pasar pues quien lo hace no tiene beneficio alguno de que su imagen sea registrada por los sensores, y la razón por la cual no cesan su funcionamiento es por el agobio que implica hacerlo (Siaj Najum 25). La halajá principal es de acuerdo a la opinión flexible, empero, de ser posible, es preferible desconectar los sensores para que no funcionen  en Shabat.

Es obligatorio apagar el farol que se enciende cuando alguien pasa delante del sensor ya que el transeúnte tiene beneficio de la luz encendida. Aunque no tenga beneficio alguno de esta, no es honroso para el Shabat causar el encendido de una luz. En caso de gran necesidad, si el mecanismo está activado y no hay otra manera de entrar a la casa, se puede pasar por allí arrastrándose de modo tal que el farol no se active, y si igualmente ocurre, será de un modo diferente al habitual y además se ha de tener cuidado de hacerlo con los ojos cerrados para no disfrutar de la luz encendida.

Esta entrada fue publicada en 17. La electricidad y los artefactos eléctricos.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *