02) Esmeros especiales en el recitado de la bendición por el pan

Cuando una persona se dispone a recitar la bendición por el pan, es correcto que lo tome con su mano derecha pues de esta forma habrá de bendecir con concentración y respeto (tal como se verá adelante 9:4). Respecto del pan existe una regla especial según la cual, en virtud de su singular importancia, es bueno sostenerlo con ambas manos y los diez dedos aludiendo así a los diez preceptos involucrados en su elaboración (Shulján Aruj 167:4, Mishná Berurá 24).

Tal como es sabido, cuanto más importante y esencial es el tema del que nos ocupamos, mayor es la posibilidad de que este nos eleve o – ¡D´s no lo permita!   – nos degrade. A los efectos de elevarnos y no degradarnos, la Torá nos dio preceptos para que nos guíen. Cuanto más importante es la cuestión, mayor es el número de preceptos que se involucran en ella. Por eso, a modo de ejemplo, alrededor de la vida matrimonial o de la labor sacra en el Templo encontramos numerosos preceptos. Otro tanto ocurre respecto del alimento que sustenta al ser humano. Numerosos preceptos acompañan al proceso de elaboración del pan: 1) Durante el arado del campo se nos ordenó que no pongamos a un toro junto a un burro (en yunta) a realizar la labor. 2) A la hora de sembrar se nos ordenó no hacerlo mezcladamente. 3) Al momento de cosechar el grano se nos ordenó dejar una parte para los pobres (Leket, Shijejá y Peá). 4) Si el trillado del grano es realizado por un animal se nos ordena no hacerlo sufrir tapando su boca de modo tal que le impida comer de la cosecha. 5) Se nos ordenó llevar al Templo las primicias de los frutos cosechados para ofrendarlas a los Cohanim. 6) Tras cosechar los frutos se nos ordenó separar una ofrenda y un diezmo para el cohen. 7) Se nos ordenó separar el primer diezmo para los levitas. 8) Separar un segundo diezmo para ingerirlo con santidad en la ciudad de Jerusalém (en los años 1, 2, 4 y 5 del ciclo de siete años). 9) Separar un diezmo para los pobres (años 3 y 6 del ciclo de 7). 10) Al momento de amasar se nos ordenó separar la «jalá» para el cohen (ver Tur, Beit Iosef y Mishná Berurá allí).

Quien tiene la intención de ingerir dos tipos diferentes de pan es bueno que recite la bendición por el más importante. Esta regla se aplica a todas las bendiciones por el disfrute («hanehenín») de modo tal que, por ejemplo, si se tiene delante dos manzanas corresponde recitar la bendición sobre la mejor de estas de manera que se manifieste la alabanza del modo más completo. Mucho más importante aún es proceder así en el caso del pan y por ello fueron establecidas numerosas y detalladas reglas respecto del orden de importancia y precedencia entre sus diferentes tipos. Las reglas del orden de precedencia en las bendiciones en los demás alimentos se aprendieron de este caso (adelante 9:9).

Este es el orden jerárquico: el pan de trigo antecede al pan de cebada porque el trigo es nombrado antes en el versículo que se refiere a las siete especies y además su sabor es mejor.

Quien desee comer de un pequeño panecillo entero y de un pan grande que ya se comenzó a rebanar, es mejor recitar la bendición sobre el panecillo por estar completo, pues el pan entero es preferible al tamaño del pan.

Para quien desee comer pan de harina integral y pan blanco, cabe recordar aquí que en el pasado se indicaba comer del segundo pues se lo consideraba de superior calidad. Empero en la actualidad muchas personas consideran que el pan integral es mejor. Por lo tanto, quien prefiere el pan integral – debe recitar sobre este la bendición por el pan, y quien no tiene una preferencia clara por uno de los dos tipos – que recite la bendición sobre el pan blanco.

Quien tiene delante suyo dos panes de igual valor y uno es más grande que el otro, es mejor recitar la bendición sobre el más grande por ser más importante (Shulján Aruj 168:1-4, Mishná Berurá 15; Shulján Aruj 211:1-2, Mishná Berurá 33).

Esta entrada fue publicada en Capítulo 03 - La bendición de Hamotzí. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *