08) Los pasteles y los productos elaborados con harina («mezonot») dentro de la comida

Existen tres opiniones diferentes respecto de la ingestión de alimentos elaborados a base de harina («mezonot») – destinados a formar parte del postre  durante la comida. Hay juristas que entienden que no se recita por este tipo de alimento la bendición de «Boré Minei Mezonot» por cuanto que se asemeja al pan y además llena y por lo tanto es parte integral de la comida y está incluido en la bendición inicial de «Hamotzí» (Rashbá). Por otra parte, están aquellos juristas que entienden que como estos artículos se suelen ingerir a modo de postre y no como parte integral de la comida, por lo que no están incluidos en la bendición inicial de «Hamotzí», se debe recitar por estos la bendición de «Boré Minei Mezonot» (Tosafot). Finalmente, hay juristas que entienden que se trata de una situación dudosa y puesto que en un caso así respecto del recitado de una bendición, se adopta la opinión más flexible («Safek Berajot Lehakel») –  quien come este tipo de alimentos durante la comida no habrá de bendecir por estos «Boré Minei Mezonot» (ver Shulján Aruj 168:7). Empero quienes quieran actuar con excelencia y salir de toda duda es mejor que eviten ingerir alimentos elaborados con harina durante la comida (Jidá).

En la práctica, quienes deseen ingerir «mezonot» con la comida deben decidir cómo encarar su comer. En caso de decidir que estos productos son parte integral de la comida, deben asumir en su pensamiento que la bendición de «Hamotzí» los incluye y por ende no requieren del recitado de una bendición suplementaria. En caso de decidir que esos «mezonot» fungen a modo de postre -deben fijar en su pensamiento que la bendición de «Hamotzí» no los incluye y deben recitar por estos la bendición correspondiente.

Mientras que en virtud de la duda existente no se decidan cómo considerarlos- que no reciten la bendición de «Boré Minei Mezonot» y quienes deseen actuar con excelencia- que se abstengan de consumir estos productos durante la comida.

Por productos elaborados con harina que fueron cocidos o fritos en aceite -que llamaremos «frituras profundas» (como sumergido en aceite) – que se sirven como postre, como por ejemplo, en el caso del snack llamado «Bisli», dado que no se asemejan al pan por cuanto que este último a diferencia de los primeros fue horneado- si se ingieren como postre se debe recitar por estos la bendición correspondiente. Empero en el caso de sufganiot (especie de donuts) que se sirven al final de la comida a modo de postre, aunque estén cocidas en aceite, no se recita por estas «Boré Minei Mezonot» porque hay juristas que entienden que están incluidas en la bendición de Hamotzí en virtud de que su masa es similar a la del pan (adelante 6:9). Además, las sufganiot llenan y su ingestión coincide con la intención general de la comida que es aplacar el apetito y todos los alimentos consumidos durante ella están incluidos en la bendición inicial de «Hamotzí». Empero, por cuanto que sobre esta cuestión pende la duda, a priori, es preferible comer las sufganiot al margen de la comida y recitar por estas «Boré Minei Mezonot» antes y «Al Hamijiá» después.

Esta entrada fue publicada en Capítulo 03 - La bendición de Hamotzí. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *