09) Después de la comida

En días de nuestros sabios se acostumbraba terminar la comida por completo, y como se tenía la intención de permanecer sentados a la mesa se posponía el recitado de «Birkat Hamazón» y si se servían otros alimentos su ingestión se consideraba separada absolutamente del resto de la comida por lo que se recitaban bendiciones antes y después de ingerirlos. Luego, se cumplía con el deber de recitar «Birkat Hamazón».

Empero en la actualidad, no acostumbramos a finalizar completamente la comida antes de recitar «Birkat Hamazón», pues mientras no lo hemos recitado existe aún la posibilidad de que comamos del pan (Shulján Aruj 177:2).

E incluso aunque se haya cambiado el mantel, dado que aún es posible que alguien quiera comer del pan, consideramos que estamos todavía dentro de la comida. Lo mismo ocurre en los casamientos, cuando los meseros levantan o retiran los cubiertos de la mesa como forma de dar por finalizada su labor, los comensales no están interesados en dar por terminada su comida hasta el «Birkat Hamazón» y es posible que quieran aun comer del pan o de los demás alimentos si les fuesen servidos. Por lo tanto, en nuestros días no existe el estatus de «tras la comida», y si se sirven alimentos a modo de postre se bendice previo a ingerirlos, pero no posteriormente (tal como se explicó arriba en las halajot 6 y 7).

Esta entrada fue publicada en Capítulo 03 - La bendición de Hamotzí. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *