03) Cantidad de producto de «mezonot» horneado que se debe consumir para considerarlo una comida fija o de importancia

Tal como ya estudiamos, una persona que desea ingerir pan, aunque sólo se trate de una cantidad ínfima, debe recitar la bendición de «Hamotzí» ya que el pan está destinado a hacer de la ingesta una comida fija, y por ende, aunque se coma muy poco de este se recita la bendición importante. Empero en el caso de los demás productos de masa de los cinco cereales horneados, por ejemplo, galletas o pasteles, dado que no se suele establecer con estos una comida fija – se recita «Boré Minei Mezonot» y «Al Hamijiá». Solamente cuando hacemos de estos alimentos una comida fija o de importancia se elevan a la categoría de pan, entonces para ingerirlos, es necesario abluir las manos con la bendición correspondiente, luego recitar «Hamotzí» y posteriormente «Birkat Hamazón».

La cantidad requerida para que una ingesta se considere fija, es la que se suele consumir normalmente en una comida, de modo tal que el comensal quede satisfecho y no precise ingerir nada más hasta la próxima comida. No es posible definir una cantidad o volumen determinado para esto porque hay alimentos horneados aireados y es necesario comer un gran volumen de estos para sentirse satisfecho, al tiempo que otros alimentos son más macizos y producen sensación de satisfacción con una ingesta menor. Por lo tanto, todo debe medirse según parámetros habituales; si la persona suele quedar satisfecha con la cantidad que piensa ingerir debe bendecir previamente «Hamotzí» y posteriormente «Birkat Hamazón».

No se debe temer el no saber con qué cantidad de alimento se suele alcanzar la sensación de satisfacción, pues cualquier cantidad que se ingiera que haga que la persona se sienta satisfecha tal como queda después de una comida normal o habitual, significa que transformó a ese alimento ingerido en su comida fija – entonces debe recitar «Hamotzí» y «Birkat Hamazón». Solo quien sabe que su caso es significativamente diferente a las demás personas, por ejemplo, si queda satisfecho con una cantidad mucho mayor o menor que el común de la gente, debe calcular según lo aceptado por la mayoría. En un caso así, debe igualmente calcular según su parecer y a estos efectos no serán necesarios sondeos considerables.

Ancianos o niños que quedan satisfechos con una cantidad menor de alimentos no precisan calcular según el común de la gente sino según lo aceptado entre personas de su edad.

Hay juristas que opinan que para considerar una ingesta como fija, esta debe poseer un volumen de producto «mezonot» horneado equivalente a cuatro huevos, aunque por lo general una persona no quede satisfecha con esta cantidad. Si según su criterio, con esta cantidad de alimento ya es suficiente para estos efectos – en la práctica no se dicta halajá. Según esta opinión mientras la persona que ingiere un producto horneado de «mezonot» de un volumen de cuatro huevos no ingiera de este una cantidad con la que se suele quedar satisfecho en una comida normal – requiere que se bendiga «Boré Minei Mezonot» antes y «Al HaMijiá» después. Empero a priori, es preferible no ingerir un volumen equivalente a cuatro huevos para no ingresar en un área de duda. En un caso así, es mejor comer menos que este volumen y recitar la bendición de «Boré Minei Mezonot» o comer una cantidad que suele satisfacer y recitar «Hamotzí» previamente y luego «Birkat Hamazón», en concordancia con todas las opiniones.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora