06) Jalá (pan trenzado) dulce

Tal como ya aprendimos, un producto horneado que no es pan e integra la categoría de mezonot («Pat Habaá Bejisanín») entra en una categoría intermedia: si se ingiere entre comidas se recita la bendición «Boré Minei Mezonot» y posteriormente «Al Hamijiá» y si con estos se establece una comida fija se recita «Hamotzí» antes y «Birkat Hamazón» después de ella. La pregunta que surge es dónde exactamente pasa el límite para considerar el pan como tal y el producto horneado «mezonot».

La regla general es que se considera pan a aquello sobre lo cual se acostumbra a establecer una comida como fija. Por el contrario, todo aquello que se considera refrigerio, tanto sea por placer o para apaciguar un tanto el apetito se lo considera «mezonot». Según esto, una jalá dulce y panecillos endulzados son considerados pan, pues se suelen ingerir en las comidas y no para degustarlos entre estas. Además, la jalá o los panecillos suelen comerse acompañados de diferentes ensaladas o se hace con estos sándwiches de queso o atún, por lo que se los emplea a modo de pan. Por lo tanto, aunque se coma de estos tan sólo un poco – se debe recitar «Hamotzí» antes y «Birkat Hamazón» después. Para que quede claro y recurriendo a nuestro lenguaje habitual, todo producto que es llamado «pan», «jalá» (pan trenzado) o «panecillo» suele formar parte de una comida fija. Por el contrario, si lo denominamos «pastel», es porque no lo solemos ingerir a modo de comida fija. En el caso de un producto horneado que dudamos si clasificarlo como pan o pastel – recitamos por este la bendición de «Boré Minei Mezonot». Quien quiera salir de duda que haga de este producto una comida fija y recite «Hamotzí» (tal como se vio en halajot 3 y 4), o que lo ingiera para llenarse dentro de una comida que incluye pan a fin de alcanzar su satisfacción, y entonces según todas las opiniones, el «Hamotzí» recitado por el pan lo incluye.

Muchos de los judíos de origen sefaradí acostumbran recitar la bendición de «mezonot» por la jalá dulce, pues en el pasado no se acostumbraba servirla en la comida sino como refrigerio. Empero en la práctica, por jalá dulce o panecillos endulzados se debe recitar siempre «Hamotzí» antes y «Birkat Hamazón» después, ya que están destinados a servirse en las comidas y no a modo de postre o de refrigerio entre estas.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora