06 – Atzeret o congregación del día final

De acuerdo con nuestros sabios, Shavu’ot recibe la denominación de Atzeret. Aparentemente cabría sorprenderse, ya que la Torá designa bajo ese nombre al último día de Pesaj y al día de Sheminí Atzeret al finalizar Sucot. ¿Por qué entonces los sabios cambiaron la terminología y dieron a Shavu’ot el nombre de Atzeret? En primer lugar, detengámonos a ver el significado de este término. Atzeret – עצרת – proviene del vocablo atzará, esto es, cuando muchas personas cesan en sus labores, se congregan y reúnen festivamente captando y atesorando (otzrim) en sus almas el contenido de la reunión. Por ello, resulta comprensible que con la finalización de los días de Pesaj y Sucot la Torá haya ordenado celebrar un día de Yom Tov. Esta celebración de carácter festivo que tiene lugar alrededor del Templo tiene la finalidad de funcionar a modo de cierre y despedida para sellar en los corazones de los peregrinos las vivencias de los días sagrados. Aquel que no pudo ascender a Jerusalém debe también abstenerse de realizar sus labores el último día de Yom Tov y preservar en su corazón todos los logros espirituales y la alegría captada en los días festivos para que lo fortalezcan y lo eleven en los días comunes que están por llegar.

Según esto, no hubo en el mundo una instancia mayor de Atzeret que cuando estuvimos ante el Monte Sinaí, cuando todo el pueblo de Israel se reunió en una gran unión para recibir la Torá. Tal como está escrito (Shemot-Éxodo 19:2): «Y acampó Israel frente a la montaña» – «como un solo hombre con un solo corazón». En todas las paradas de Israel en el desierto se empleó lenguaje plural, «acamparon», pues en el seno de la congregación siempre existen discusiones o pleitos, y solamente allí, frente al Monte Sinaí, todos se vieron unidos por el deseo y la intención de recibir la Torá. Respecto de esto Rabí Akiva dijo: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo es la regla más importante de la Torá» (Sifrá Kedoshim), pues por medio de la Torá – se revelan el amor y la unidad del pueblo de Israel, y a través de la unión – se revela la Torá. Y no solamente los hijos de Israel de esa generación estuvieron presentes junto al Monte Sinaí, sino también todas las almas de los israelitas de todas las generaciones, incluidas las raíces de las almas de todos los prosélitos, se congregaron junto al Monte Sinaí y recibieron la Torá, y en virtud de esto cesó en ellos la impureza originada en el pecado del primer Adám (ver Talmud Babilonio Tratado de Shabat 146(A)).

En efecto, la Torá denomina al día de la entrega como Yom Hakahal o «Día de la Asamblea», esto es, la reunión de todo el público (kahal), tal como está escrito (Devarim-Deuteronomio 9:10, 10:4 y 18:16): «…todo aquello que habló HaShem con vosotros desde el fuego en el día de la Asamblea».

En realidad, el nombre Jag HaShavu’ot expresa también el significado de Atzeret, pues significa una suerte de resumen y reunificación de todos los niveles que adquirimos durante las siete semanas del conteo del Omer. Dado que el conteo comienza en la festividad de Pesaj, resulta que Shavu’ot es la conclusión y el sellado de un proceso que comenzó al inicio de Pesaj.

Por lo tanto, resulta comprensible que los sabios no hayan querido modificar algún sentido al llamar a Shavu’ot – Atzeret, ya que en realidad se trata de una festividad que implica reunión y síntesis. Resulta así que en el nombre «Shavu’ot» la Torá enfatizó los preparativos de los hijos de Israel para recibir la Torá, mientras que en el nombre Atzeret los sabios enfatizaron la reunión en aras de recibir la abundancia y plenitud que HaShem nos concede tras finalizar el conteo del Omer.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora