15 – Los seis días posteriores a Shavu’ot

En tiempos del Templo de Jerusalém, era preceptivo peregrinar al Santuario en las tres fiestas y ofrendar el primer día los sacrificios de Olá y Shelamím llamados Olat HaReiá y Shalmei Jaguigá. Quien no los ofrendaba el primer día podía completarlos hasta la finalización de la festividad, esto es, hasta el séptimo día de Pesaj o hasta Sheminí Atzeret (Talmud Babilonio Tratado de Jaguigá 9(A)). En caso de no haberlos ofrendado en Shavu’ot es posible completarlos en los seis días posteriores, pues, así como en Pesaj se permite traer la Olá y los Shelamím durante siete días, esto también es posible en Shavu’ot (ídem 17(A)).

Dado que estos seis días son aptos para la compleción de las ofrendas de la festividad, la alegría festiva se prolonga en ellos de alguna manera y por eso en estos días acostumbramos a no recitar Tajanún (Maguén Abraham, Mishná Berurá 131:36).

En el día posterior a Shavu’ot que es llamado Isru Jag, desde el punto de vista de la halajá no se permite ayunar ni pronunciar discursos fúnebres, por tratarse de un día de faena de ofrendas o Yom Tevoaj. Si Shavu’ot caía en Shabat, era necesario posponer la ofrenda de los sacrificios de Olat HaReiá y Shalmei Jaguigá para el domingo que es Isru Jag. También en los demás años, muchas personas no alcanzaban a ofrendar todos sus sacrificios durante el día festivo y quienes no lo hacían, ofrendaban principalmente al día siguiente. Un día de ofrenda de sacrificios es considerado un día de alegría y por ello en él está prohibido ayunar (Shulján Aruj 494:3, Levush, Maguén Abraham 3, Shulján Aruj HaRav 19, y ver arriba 2:13).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos