12 – Meguilat Rut

Se acostumbra a leer el libro de Rut (Meguilat Rut) en la festividad de Shavu’ot, «para que aprendas que la Torá fue entregada justamente a través del sufrimiento y la miseria… Dijo la Torá ante el Santo Bendito Él: Soberano del universo, dame mi parcela en el seno de los pobres, pues si los ricos se dedicarán a estudiarme se enorgullecerán; empero cuando los pobres se ocupen de estudiarme, serán conscientes de su pobreza y humildad…» (Yalkut Shim’oní Rut 596). En Rut se cumplieron las palabras de la Mishná (Avot 4:9): «Todo aquel que cumple la Torá en la pobreza, finalmente alcanzará a cumplirla en la riqueza; y todo aquel que anula el estudio de la Torá debido a sus riquezas, finalmente no la podrá cumplir por causa de la pobreza», ya que Rut no falleció hasta que vio a sus descendientes David y Shelomó sentados en el trono real de Israel.

Otro motivo obedece a que en el Monte Sinaí todo el pueblo de Israel todo recibió la Torá y de ese modo se convirtió al judaísmo, así como Rut continuó este evento convirtiéndose (Abudarham). Dijeron también que se lee Meguilat Rut por cuanto que en Shavu’ot falleció el rey David y este libro se refiere a su genealogía, tal como leemos al final: «…e Yshai engendró a David» (Birjei Yosef 494:11). Otro motivo mencionado (Rut Rabá 2:14) es que «esta meguilá no contiene temas vinculados a la impureza o la pureza, a lo prohibido o lo permitido, entonces, ¿para qué fue escrita? Para que aprendas cuán grande es la recompensa de quienes actúan generosamente». Este es el tema central de la Torá, tal como afirmaran nuestros sabios (Talmud Babilonio Tratado de Sotá 14(A)): «La Torá comienza con un acto de generosidad y concluye con generosidad…». Y tal como dijera Rabí Akiva: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo – es la regla más importante de la Torá» (Sifrá Kedoshim).

Tal como estudiamos (arriba 2:10), hay entre los ashkenazíes quienes acostumbran a leer Meguilat Rut de un rollo de pergamino y recitar las bendiciones Al Mikrá Meguilá y Shehejeianu, y así proceden los discípulos del Gaón de Vilna. La costumbre mayoritaria entre los ashkenazíes y la totalidad de los sefaradíes es de no recitar bendiciones por la lectura y no ser meticulosos en hacerlo de un rollo de pergamino.

En Ashkenaz se acostumbraba a leer Meguilat Rut durante el rezo de Shajarit antes de la lectura de la Torá. Sin embargo, en caso de necesidad se la puede leer en otro momento. Por ello, hay entre quienes permanecen despiertos toda la noche, que leen Rut antes del rezo de Shajarit o después del de Minjá para que las personas puedan escucharla concentrados.

La costumbre sefaradí y yemenita es leer Rut junto al rezo de Minjá, y si se leyó durante el Tikún nocturno ya no resultará necesario volver a hacerlo en la tarde.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora