14- Nudos prohibidos.

https://ph.yhb.org.il/es/01-13-14/

Está prohibido atar un nudo doble aún cuando se tenga la intención de desatarlo ese mismo día. Esto se debe a que se trata de un nudo fuerte que puede durar mucho tiempo, y por lo tanto se lo considera como nudo profesional (Shiltei Guiborim). Por ello, en opinión de algunos de los sabios medievales (Rif y Rambám) está prohibido rabínicamente atarlos aunque sea por poco tiempo. Esto se refiere a un nudo doble muy ajustado tal como aquél con  el que se atan los zapatos o la bolsa de la basura. Empero, una mujer tiene permitido atar con un nudo doble el pañuelo con el que cubre su cabeza ya que no acostumbra a ajustarlo fuertemente, y las mujeres que buscan cumplir con el precepto excelentemente acostumbran a abstenerse de hacerlo.

Si le ocurre a alguien que sus zapatos resultaron atados con un nudo doble, en caso de que no desatarlo le provoque pesar podrá hacerlo.

Está prohibido atar un nudo en un extremo del hilo o cordón, tal como se acostumbra  a hacer con un hilo de coser o con las extremidades del tzitzit. Esto se debe a que se lo considera nudo artesanal o profesional por lo que según la opinión de algunos de los juristas  atarlo por poco tiempo está prohibido rabínicamente y hacerlo de un modo permanente está prohibido por la Torá (Sefer Mitzvot Gadol, Ramá 317:1). De la misma forma, está prohibido atar una bolsa de nylon que contiene alimentos con un nudo simple muy ajustado, empero se permite atarla con un nudo de corbata o un nudo simple que una los dos bordes de la bolsa.

Esta entrada fue publicada en 13. Labores necesarias para la confección de vestimenta.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *