15- La moña  y el nudo simple.

https://ph.yhb.org.il/es/01-13-15/

La moña o corbata no se considera un nudo ya que tirando de uno de los extremos se abre. Incluso una moña sobre otra no se los considera «nudo» ya que ambas pueden abrirse de un solo tirón (Shulján Aruj 317:5, Mishná Berurá 29). Un nudo simple tampoco se considera «nudo» por cuanto que no resiste o perdura. Dado que estos dos anudamientos no entran en la categoría de nudo prohibido en Shabat, se les puede realizar aunque se tenga la intención de que perduren un tiempo prolongado.

Hay juristas que en el caso de un nudo simple sobre el cual se efectúa una moña (tal como muchos acostumbran a hacer con los cordones de sus zapatos) lo consideran como nudo simple nada más y lo permiten ya que éste no entra en la categoría de nudo prohibido, por lo que se puede efectuar uno sobre otro sin fin. Hay juristas más estrictos en esta materia que entienden que por cuanto que la sucesión de nudos los fortalece, se los debe considerar como nudo común que si se ata por menos de una semana se lo permite y a partir de una semana se lo prohíbe. Así es como se debe actuar en principio. Sin embargo, en el caso de un rollo de la Torá no es necesario ser estricto y se lo puede atar con un nudo y sobre este hacer una moña con la intención de que dure muchos meses.

En el caso de un nudo simple sobre el cual se hace una moña y encima otro nudo simple como se acostumbra a atar en los zapatos, se los considera como a un nudo común que si se lo ata pensando en que dure menos de una semana se lo permite y si la intención es que dure una semana o más se lo prohíbe. Hay quienes cumplen con excelencia y se abstienen de hacer tal nudo en Shabat.

En el caso de quien acostumbra atar y desatar la corbata que viste – podrá anudarla en Shabat. En cambio, quien al anudar su corbata acostumbra a hacerlo por un tiempo largo no podrá anudarla, y en caso de necesidad también podrá aflojarla en Shabat con la intención de deshacer el nudo al concluir el sagrado día.

Esta entrada fue publicada en 13. Labores necesarias para la confección de vestimenta.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *