10 – Costumbres de la víspera de Yom Kipur.

No se recita «Nefilat Apaim» (no se inclina sobre el rostro) durante el rezo de Shaajrit de la víspera de Yom Kipur, pues el día tiene algo de festivo y el inclinarse sobre el rostro implica el quebrantamiento del corazón, lo cual atenta contra la alegría (Shulján Aruj 604:2). La mayoría de los judíos acostumbra a no inclinarse sobre el rostro durante las Selijot que se recitan la noche del nueve de Tishrei pues también la noche tiene algo de festivo; siendo esta la usanza de los ashkenazíes, los yemenitas y parte de los sefaradíes (Levush 604:2, Shaairei Kneset Haguedolá, Shulján Gavoha, Kaf HaJaím 19). Algunos de los sefaradíes acostumbran inclinarse sobre el rostro antes de despuntar el alba, mas luego que este despunta ya no lo hacen (Maamar Mordejai Hiljot Jaguim 44:4)

Los ashkenazíes acostumbran no recitar en este día «Avinu Malkenu» y solamente si Yom Kipur aconteciera en Shabat, (que entonces se omite la plegaria), se suele adelantar su recitado para la mañana del día nueve de Tishrei. Según la usanza sefaradí, de todas maneras se recita «Avinu Malkenu» en la víspera de Yom Kipur ya que inclusive en Shabat muchos acostumbran  recitarlo (Shulján Aruj Ramá 604:2, Mishná Berurá allí, arriba inciso 7).

Se acostumbra a no pronunciar discursos luctuosos («hesped») en víspera de Yom Kipur a menos que el difunto haya sido un erudito (Shulján Aruj Harav 604:4). En este caso se dice el «hesped» delante de su cuerpo.

Hay quienes acostumbran a recitar abundantes Selijot en la víspera de Yom Kipur y hay quienes acostumbran a abreviarlas (Ramá 604:2). En las últimas generaciones, en Ashkenaz se ha acostumbrado a abreviar las Selijot en la noche del nueve en consonancia con la opinión que entiende que esa noche tiene algo de carácter festivo  y en esta se deben ingerir alimentos y bebidas en abundancia, (Shelá). Según la usanza sefaradí no se abrevian las Selijot ya que se recitan en horario nocturno. De todas maneras, también según esta tradición es bueno ingerir alimentos y bebidas en abundancia en la noche del nueve de Tishrei.

Muchos acostumbran a tomar un baño ritual (Mikve) en la víspera de Yom Kipur para así purificarse de cara al Día del Juicio y también en señal de retorno, empero no se recita bendición por esta inmersión por tratarse únicamente de una costumbre (Shulján Aruj 606:4). Quien quiere cumplir con la costumbre mas se le dificulta llegar a la Mikve, puede bañarse con nueve «kavín» de agua (Ramá allí). O sea, debe pararse bajo la ducha hasta que pasen por él nueve «kavín» que equivalen a unos once litros de agua teniendo  cuidado que pase por todo su cuerpo (Pninei Halajá Moadim 1:16). En el pasado las mujeres acostumbraban también a tomar un baño ritual antes de Yom Kipur pero hoy casi ninguna mujer lo practica.

Hay quienes acostumbran darse treinta y nueve azotes simbólicos tras el rezo de Minjá para estimular su retorno. El azotado se para inclinado y recibe los azotes sobre su espalda. Durante los azotes, quien los aplica recita el versículo «Vehú Rajúm» etc. tres veces y por cada palabra aplica un golpe. El receptor de los azotes acostumbra a recitar la confesión tres veces mientras es simbólicamente golpeado. Los golpes no son fuertes y se llevan a cabo con algún tipo de cinta que recuerde los azotes que prescribía la Torá (Shulján Aruj y Ramá 607:6). En la práctica, pocos cumplen hoy día con esta costumbre.

Si bien la confesión está destinada a ser recitada principalmente en Yom Kipur, los sabios dispusieron que se adelante su recitado antes de la comida previa al ayuno o «Seudá Mafseket», no sea que en esta comida la persona se embriague y no pueda confesarse al iniciarse el día sagrado. Por lo tanto, se acostumbra rezar Minjá antes de «Seudá Mafseket» y se recita la confesión o «vidui» al finalizar el rezo silencioso (Talmud Babilonio Tratado de Yomá 87(B), Shulján Aruj 607:1).

En muchas familias se acostumbra que los padres bendigan a sus hijos antes de salir  a la sinagoga para el rezo de Arvit.

Esta entrada fue publicada en 05 - Los Diez días del Retorno (teshuvá). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *