12 – Declaración de nulidad de votos a futuro.

https://ph.yhb.org.il/es/15-05-12/

Nuestros sabios dijeron (Talmud Babilonio Tratado de Nedarim 23(B)) que «quien desee que sus votos no se cumplan todo el año, en Rosh Hashaná debe ponerse de pie y declarar que todo voto que pueda asumir en el futuro sea nulo». Esta expresión es llamada en la Halajá «Declaración de Nulidad» («Mesirat Hodaá»). Cuando se recita «Kol Nidrei» al iniciarse Yom Kipur además de liberar los votos asumidos en el pasado, se realiza una «declaración de nulidad» de votos a futuro, ya que decimos: «desde este hasta el próximo Yom Kipur que llegará para bien». De todas maneras  acostumbramos a declarar nulidad a futuro amén de liberar nuestros votos ya asumidos en la víspera de Rosh Hashaná; ya que los diligentes son veloces para el cumplimiento de los preceptos y de esta manera se beneficia también quien pueda haber llegado tarde a «Kol Nidrei» y quien desconoce el significado de la declaración de nulidad de votos a futuro, implícita en esta plegaria.

Según la opinión mayoritaria de los juristas, esta declaración a futuro sirve cuando una persona promete o hace un voto mientras se olvida que hizo una declaración de anulación de votos. Empero, si cuando prometió, recordó que ya había declarado nulidad a futuro, la promesa sigue vigente porque al decidir prometer dejó sin efecto la declaración de nulidad (Shulján Aruj Ioré Deá 211:2).

En la práctica, quien hizo un voto  no confía con que se anule mediante la declaración de nulidad a futuro y si no desea cumplirlo debe presentarse ante tres para liberarlo. Esto ocurre por dos razones: a) Hay juristas que consideran que la declaración es útil sólo si se la recordó mientras se pronunciaba el voto y se tenía la intención que esta lo deje sin efecto. Pero si no se  recordó la declaración mientras se pronunciaba el voto, este está vigente y a los efectos de sentenciar halajá hay que tomar en cuenta la opinión de estos juristas (Shulján Aruj Ioré Deá 211:2); b) También aquellos juristas que consideran que la declaración sirve para dejar el voto sin efecto, solían liberarlo para que las personas no le pierdan el respeto a las promesas que fueron pronunciadas mientras se recordaba la declaración, y son votos con plena vigencia (Morenu HaRav Rabí Yaakov ben Yehudá Weil, Ramá 211:1). Además, es necesario puntualizar que de acuerdo con todas las opiniones, la declaración no es útil en el caso de una promesa que se le formula al prójimo, pues esta no depende únicamente de la conciencia de quien formula el voto (Shulján Aruj 211:4).

La declaración sirve para que las buenas prácticas que una persona haya realizado tres veces no se le consideren voto. De no mediar la declaración, de no haber dicho oportunamente «blí neder» («no prometo»), una práctica que se repite tres veces pasa a tener el carácter de voto. Asimismo la declaración sirve en el caso de una persona que se comprometió a dar tzedaká o cumplir un precepto sin que haya dicho «bli neder». De no mediar la declaración de nulidad, como no dijo explícitamente que no prometía («bli neder») su compromiso adquiere el carácter de voto  o promesa (Da´at Torá 211:2).

Si bien por el principio básico de la ley, quien diga la declaración en voz alta para sí mismo esta le funge como anuladora de promesas, es buena pronunciarla delante de tres, tal como se acostumbra hacer en la víspera de Rosh Hashaná cuando se liberan las promesas (Ritba Nedarim 23:2, Kol Nidrei 81:10).

Las mujeres  que participan del rezo de «Kol Nidrei» y entienden el significado de la declaración de nulidad a futuro, cumplen mediante su asistencia al rezo. Si no asistieron, es bueno que declaren nulidad a futuro a sí mismas, a condición de que sea en voz alta y no sólo lo piensen.

Esta entrada fue publicada en 05 - Los Diez días del Retorno (teshuvá). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *