12- Viajando en tren o en avión en vísperas de Shabat.

https://ph.yhb.org.il/es/01-02-12/

Está prohibido subirse a un tren o un avión en vísperas de Shabat si sabemos que la travesía ha de prolongarse durante el Shabat. Aunque el piloto o el chofer no sean judíos, esto está prohibido por varias razones: a) la prohibición de salir fuera del área de Shabat (Tjum), ya que nuestros sabios prohibieron alejarse del poblado que se habita más de dos mil codos (unos 912 metros) y en caso de alejarse más de doce «mil» se estaría trasgrediendo de acuerdo a la Torá (ver más adelante capítulo 30 inciso 1); b) por privar al pasajero del deleite sabático, pues al viajar hay sacudidas y los asientos suelen no ser del todo confortables; c) los sabios prohibieron viajar en una carreta manejada por un no judío, no vaya a ser que el judío, sin querer, durante la travesía arranque una rama de árbol para ayudar a guiar a la bestia y aunque en el caso de un tren o avión esto no ha de ocurrir, la prohibición sigue en pie; d) en el mero acto del viaje hay implícita una falta de respeto al Shabat pues viajar es una actividad típica de día laboral (Ovadín de Jol). Sobre esto dijo Jatam Sofer (VI: 97) siguiendo lo dicho por Rambán, que todo aquél que no cesa sus labores y se comporta en Shabat como en un día hábil, deja sin efecto el precepto de reposar en Shabat (ver más adelante cap. 22 inciso 1). (Ver más adelante cap. 30 inciso 11, respecto  de la regla referente al área de Shabat en el caso de quien aterrizó o arribó a puerto en ese día).

Esta entrada fue publicada en 02. Los preparativos previos al Shabat.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *