12- Triturar hielo para obtener agua, licuar lo solidificado y viceversa.

https://ph.yhb.org.il/es/01-12-12/

Los sabios prohibieron triturar nieve, granizo y hielo para obtener agua, pues el triturado se asemeja a la labor de generar agua a partir del hielo. Empero, está permitido colocar trozos de hielo en agua tal que se derritan solos, pues al no realizar la acción con nuestras propias manos no está prohibido (Tratado de Shabat 51(B)). Asimismo, está permitido quebrar hielo a los efectos de colocarlo en una jarra o un vaso aunque al triturarlo se producirá agua, puesto que la intención no es obtener agua del hielo. También está permitido caminar sobre la nieve, ya que no es intencional que al hacerlo se derrita un poco de ella (Shulján Aruj 320:9-12).
Según la opinión de algunos sabios medievales (Terumá y Rosh), la razón por la cual se prohíbe triturar hielo para obtener agua radica en el hecho de que se crea o genera algo nuevo al transformar un sólido en líquido. Según esta idea, está prohibido calentar un alimento que se solidificó transformándolo así en líquido. Empero, según la opinión de la mayoría de los juristas, la razón por la cual se prohíbe triturar hielo para obtener agua no radica en el hecho de que se esté creando algo nuevo, sino porque esto se realiza manualmente lo cual lo asemeja a la labor del exprimido de frutas. Según esta otra opinión, está permitido licuar una salsa solidificada mediante una acción indirecta como lo es el calentarla (Rambám, Rambán, Rashbá, Sefer Mitzvot Gadol, Sefer Mitzvot Katán). Los sefaradíes acostumbran a conducirse de acuerdo a esta opinión más flexible. Según la costumbre ashkenazí, a priori se debe actuar conforme a la opinión más estricta y no licuar un alimento solidificado mediante el calor, empero en caso de necesidad se puede actuar según la opinión más flexible (Shulján Aruj 318:16).
En cuanto al congelado de agua a los efectos de preparar hielo, según la costumbre sefaradí esto está permitido mientras que según la costumbre ashkenazí hay juristas que, a priori, son más estrictos por lo que prohíben hacerlo en Shabat, autorizándolo solamente en caso de necesidad, como por ejemplo, en un día muy caluroso (Shmirat Shabat Kehiljatá 10:4). Otros juristas ashkenazíes son, a priori, más flexibles en esta cuestión y autorizan preparar hielo aunque no se trate de un día muy caluroso. Esto se debe a que el hielo no está destinado a mantenerse en estado sólido de manera autónoma ya que al retirarlo del congelador comienza a derretirse, por lo que al prepararlo no se creó nada nuevo (Tzitz Eliezer 6:34, cap. 8 inc. 12).
Se permite adicionar a los alimentos condimentos saborizantes y aromáticos, pues si bien está prohibido aromatizar las vestimentas no hay prohibición alguna de aromatizar los alimentos (Shulján Aruj 511:4, Mishná Berurá 24).
Según la opinión de muchos, está prohibido preparar crema chantilly a base de crema doble o batir una clara de huevo, pues se percibe a la vista como si se los está preparando para ser cocinados (Tratado de Shabat 109(A) ver allí Rashí, Mishná Berurá 321:68). Sin embargo, hay quienes lo permiten (ver Levaiat Jen 66).

Esta entrada fue publicada en 12. La preparación de alimentos.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *