08 – Gimnasia y andar en bicicleta.

https://ph.yhb.org.il/es/01-22-08/

Está prohibido correr para hacer ejercicio ya que no se trata de placer sino de esfuerzo. Si bien quienes lo hacen disfrutan del esfuerzo, el placer se deriva del hecho de que sienten que están cuidando la salud y no del ejercicio en sí mismo. También en el caso de quien se encuentra en muy buen estado físico y acostumbra correr con frecuencia y disfruta de ello, tiene prohibido hacerlo por tratarse de una actividad típica de los días de la semana («Ovadín Dejol») y quienes lo ven perciben que le falta el respeto al Shabat transformándolo en un día común. Sin embargo, y si bien se trata de acciones típicas de un día hábil («Ovadín Dejol») se permite saltar y ejercitarse a quien disfruta de ello, a condición de que no se agote ni se entrene de acuerdo a un programa preestablecido, ni se ejercite con aparatos. Asimismo, y por esta misma razón se prohíbe jugar con un balón y a los niños se les prohíbe hacerlo con un balón que los adultos juegan con él.

Se permite caminar en Shabat por tratarse de una actividad saludable a condición de que se lo haga a un ritmo habitual sin extender o acelerar los pasos. Si bien en Shabat no debemos realizar actividades sanitarias, por cuanto que al caminar no se percibe que la persona realiza una actividad de esta índole y muchas personas disfrutan del pasear, se permite caminar por salud (Mishná Berurá 301:7). Asimismo, se permite realizar pequeños ejercicios para descontraer músculos o liberar articulaciones.

Los juristas de las últimas generaciones coinciden en que no se debe andar en bicicleta en Shabat. Algunos dicen que es para prevenir salir del área de Shabat, otros lo prohíben para evitar que la persona repare un eventual desperfecto en la bicicleta. La principal razón es por tratarse de una actividad típica de día de semana («Ovadín Dejol»), pues la función principal de la bicicleta es llevar a la persona al trabajo o a su actividad deportiva.

Esta entrada fue publicada en 22. El carácter del Shabat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *