06 – Inmersión en la Mikve y medición en Shabat.

https://ph.yhb.org.il/es/01-22-06/

Tal como es sabido, un judío que compró o recibió un recipiente o un utensilio para comida de un no judío no puede usarlo hasta que lo lleve a la Mikve. Si no  sumergió el recipiente en cuestión antes de Shabat, hay juristas que opinan que no puede sumergirlo en Shabat pues esta acción se asemeja a la reparación de un utensilio (“tikún kelí”), ya que previo a la inmersión no era apto para ser usado y mediante esta se transformó en apropiado (Rosh). Otros juristas sostienen que en caso de que sea necesario emplear el utensilio para comer  se lo puede sumergir en la Mikve recitando la bendición correspondiente, ya que la inmersión no se asemeja a la elaboración o reparación de un utensilio pues a posteriori, si se usó sin sumergirlo, el alimento igualmente es kasher (Rif). De encontrarse en las inmediaciones un no judío de confianza, lo mejor es obsequiarle el utensilio en cuestión y pedirle permiso para usarlo, ya que de esa forma el judío puede comer de este sin necesidad de que medie la inmersión en la Mikve (Shulján Aruj 323:7). Es correcto, después de salido el Shabat, pedirle al no judío que vuelva a obsequiarle al judío el utensilio y llevarlo a sumergir a la Mikve pronunciando la bendición correspondiente.

Sin embargo, según todas las opiniones, una persona puede sumergirse en la Mikve en Shabat. Incluso aquellos juristas que consideran que está prohibido sumergir utensilios, dado que la inmersión humana se percibe también como aseo, no se considera necesariamente como una acción reparadora (“tikún”). Empero, no se realiza la inmersión en la Mikve de un converso en Shabat pues mediante esta se transforma en una nueva persona y esto es una acción de reparación o “tikún”. Además, la inmersión debe llevarse a cabo frente a un tribunal y así como este no puede juzgar o deliberar en Shabat, tampoco puede realizar la inmersión de un converso (Talmud Babilonio Tratado de Ievamot 46(B)). En caso de que el tribunal trasgreda la norma y sumerja a un converso en Shabat, la inmersión es válida y el converso se hace judío (Shulján Aruj Ioré Deá 268:4).

Está prohibido realizar mediciones en Shabat pues se trata de una actividad típica de un día hábil (Shulján Aruj 306:7, Mishná Berurá 34). Por lo tanto, está prohibido pesar a una persona o medir su estatura, medir el largo o el ancho de un mueble o una habitación (Shmirat Shabat Kehiljatá 14:42).

Se permite medir o pesar a los efectos de cumplir con un precepto, por lo tanto, se puede revisar si la Mikve contiene un volumen de agua equivalente a cuarenta “Seá” (Una “Seá” es una medida talmúdica cuya interpretación contemporánea oscila entre los 7.3 y 14.3 litros n. de t.). Asimismo, se permite medir una medicina para dársela a un enfermo y también medir la temperatura de este (Shulján Aruj 306:7, Shmirat Shabat Kehiljatá 40:2). Dado que está permitido hacer para bebés todo aquello que se permite hacer para una persona enferma, en caso de ser necesario se puede medir la cantidad de alimento a suministrarle. Si es necesario revisar si el bebé subió de peso tras la comida –  se lo puede pesar (en balanza no eléctrica, Shmirat Shabat Kehiljatá 37:5).

Esta entrada fue publicada en 22. El carácter del Shabat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *