19 – Música y películas de aparatos electrónicos.

https://ph.yhb.org.il/es/01-22-19/

Es claro y consensual entre los diferentes juristas que no se puede escuchar radio o ver televisión en Shabat. Esto es así aunque el aparato se encienda antes de comenzar Shabat y una vez iniciado el sagrado día no se realice ninguna labor. Esto obedece a varias razones: si se trata de una estación de transmisión en la que trabajan judíos, estos están trasgrediendo Shabat y no se puede disfrutar o tener beneficio de su profanación. Aunque todos los funcionarios de la estación sean no judíos, está prohibido escuchar o ver las emisiones realizadas en Shabat. Primeramente se trata de una falta de respeto al Shabat. Ya vimos (2:9) que hay quienes dicen que está prohibido activar en víspera de Shabat un molino de trigo que continúe funcionando durante el sábado ya que el sonido de este afecta el honor sabático. Escuchar radio o ver televisión es mucho más grave pues el molino emite un sonido que no se tiene la intención de escuchar, mientras que al activar una radio o televisión en víspera de Shabat, la intención es oírlas durante el  sábado, y ante esto todos coinciden que se le falta el respeto al día sagrado. Además, se trata de una acción típica de días de la semana, por lo que se debe prohibir la radio o la televisión para evitar que nuestra conducta sea idéntica en Shabat y en los días hábiles. Además, cabe temer que ocurra un desperfecto con el aparato y se lo repare en Shabat o se le quiera modular la potencia y por lo tanto se cambie la forma de conexión (arriba 17:2). Cabe agregar que se decretó no tocar instrumentos musicales en Shabat para evitar que se los termine reparando o elaborando. Por lo tanto, está prohibido escuchar radio o ver televisión en Shabat aunque se enciendan en la víspera del sagrado día.

Por estas razones aquí enumeradas está prohibido encender un grabador o un video mediante un “timer” (ver Iesodei Ieshurún Maarejet Erev Shabat Pág. 32, Tzitz Eliezer 3:16, Shmirat Shabat Kehiljatá 42:43, Iabía Omer 1:20, Yalkut Iosef III 318:34-38).

Esta entrada fue publicada en 22. El carácter del Shabat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *